Saltar al contenido

Truco para modificar el color de las flores que dan las hortensias

Las hortensias son arbustos que poseen una flores grandes, llamativas y realmente muy hermosas. Las mas comunes tienen los colores rosados, blanco y azul, pero también son conocidas porque su coloración es muy sencilla de cambiar conociendo y haciendo las técnicas necesarias. Es así, que podrás virar estos colores tradicionales en otros que se adapten a tus lugares y combinen con tu decoración.

Los colores de estas flores dependen de sus brácteas que están rodeando las flores y estas toman la coloración del PH que tenga la tierra en donde están plantadas.

A continuación te indicaremos como poder variar los colores de estas flores, desde la comodidad de tu jardín y con mucha tranquilidad, obteniendo los colores que mas sean de tu agrado. Te indicaremos como cambiar a cada tono y su paso a paso.

 

1 – Flores de color granate

Cada suelo tiene su propio PH y con tan solo medir el PH del que tienes podrás actuar para variar los colores. Para conseguir hortensias de color granate, deberemos de llevar el Ph del suelo a 6 o 6,5 y para ello le agregaremos Sulfato de Aluminio. Con este PH obtendremos unas hortensias muy rojas o de color granate. Ten siempre presente que la hortensia en algún momento necesitara para crecer sana su suelo mas acido, por lo que te recomendamos usar este sistema por un periodo no muy prolongado de tiempo así vuelve a salir con su color natural y recobra sus fuerzas y salud.

2 – Flores de azul intenso

Para que las flores se mantengan en su color azul original o se haga mas intenso el tono, deberemos de bajar el PH de la tierra a menos de 5. PH de estos valores son ácidos, y son los mejores suelos para las hortensias. Para conseguir este tono bajando el PH, harás un sulfato de aluminio casero de la siguiente forma: mezclaras 2 gramos de sulfato de aluminio en un litro de agua y con el producto de esta mezcla regaras al menos cada tres días tu planta de hortensia.

3 – Flores bien blancas

Cuando tengas hortensias de colores diferentes como el caso de rosa o azul, podrás cambiarlas al blanco. Para conseguir esto es necesario que eleves el PH de la tierra a 8. No es la mas fácil de las técnicas, pero no es imposible. Para conseguir este PH deberás de proporcionar al suelo abonos que tengan alto contenido en Nitrógeno y Fosforo. Cuando notes que la planta ya no tiene la fuerza o la apariencia normal de siempre, de inmediato comienza nuevamente a regar el suelo con agua de lluvia o grifo para bajar suavemente el PH.

4 – Flores de color rosado

Las hortensias rosadas son las mas comunes. Esto pasa porque si el riego que se le proporciona es de agua convencional, se ira bajando el PH de la tierra y así perderá acidez. Esto pasa por la cal que tiene el agua. Aumenta el PH añadiendo nitrato de calcio o cenizas de madera y así conseguirás que las flores viren al rosado. En cualquiera de estos tratamientos se recomienda no sostenerlos en el tiempo, porque recuerda que las hortensias para crecer sanas necesitan de acidez de suelo. Los tratamientos prolongados para variar los colores de las flores juegan con subir o bajar este PH y esto puede enfermar, con el tiempo, a la planta.

Hablemos del PH de un suelo:

  1. Suelos por encima de 8,5 da al suelo poca capacidad de infiltración y lenta permeabilidad, generando suelos encharcados.
  2. Suelos ácidos: tienen valores inferiores a 7.
  3. Podemos corregir la acidez del suelo utilizando dos elementos: cal viva o también caliza. Las cantidades para uno u otro variaran acorde al tamaño del suelo a corregir.
  4. Un suelo alcalino se puede corregir con azufre, sulfato de hierro o materia orgánica acida.