Saltar al contenido

La triste charla de un niño con su padre que nos deja una gran enseñanza

Los lazos familiares son aquellos que nos nutren y ayudan a crecer. Sobre todo los vínculos que tenemos con nuestros padres. Es normal que un padre le enseñe a su hijo las cosas necesarias para que este se desarrolle pero muchas veces estas situaciones se invierten y son los niños quienes les dan una lección a sus mayores. 

A continuación veremos un relato que habla de cómo un hijo le da un mensaje conmovedor y amoroso a su padre. Esta historia, cuyo escritor se mantiene en el anonimato, llegó al corazón de una gran cantidad de usuarios. La conversación relata el pedido de dinero de parte de un niño de 5 años a su padre cuando este llegaba de trabajar.

Un hombre llega a su casa del trabajo

Un padre de familia llega a su casa del trabajo. Es tarde y se encuentra particularmente cansado. A sido una jornada de locos. Tuvo una pequeña discusión con su jefe tras haber llegado un poco tarde y esto lo predispuso a estar todo el día de mal humor.

Al abrir la puerta de su casa en busca de la tranquilidad y el abrigo que da el hogar, el hombre ve a su hijo parado en sala de entrada como si estuviera esperándolo. El niño lo mira con un sonrisa y lo saluda. Esto hace sentir mejor al agobiado padre pero comienza una charla que lo hace poner incomodo.

HIJO: – Deseo hacerte una pregunta. -Dijo inmediatamente el niño.-

PADRE: – ¿Que es lo que quieres saber?

HIJO: – Me gustaria que me digas cuanto es que ganas por día

PADRE: – Bueno hijo, eso es algo que tu no tienes porque saber. -Dijo el hombre un tanto enojado.-

HIJO: – Te prometo que te lo consulto por una buena razón. Dime ¿Cuanto es que cobras por hora?

PADRE: – Está bien, te lo contaré. Cobro 70$ la hora. ¿Eso es todo?

HIJO: – Sí -Contestó el niño mientras su mirada se ponía triste.-

HIJO: – ¿Y ahora que es lo que sucede? -Preguntó el hombre que había notado el malestar del niño.-

HIJO: – ¿Me prestas 30$?

PADRE: – ¿Esto es una broma?– Exclamó el hombre furioso.- ¿Me preguntas cuanto dinero gano solo para saber cuánto pedir y poder comprarte dulces o algún juguete? Quiero que vayas a tu cuarto y que pienses en tu comportamiento.

El niño le hizo caso a su padre y fue a su cuarto sin decir nada. Mientras que el hombre se sentó a comer de muy mal humor.

Mientras cenaba el hombre se sintió arrepentido

Al terminar su comida el hombre pensó que quizás había sido un poco brusco al hablarle mal a su hijo y subió a charlar con él para enmendar las cosas.

PADRE: –  ¿Puedo pasar?– Preguntó el hombre mientras golpeaba suavemente la puerta de la habitación de su hijo-

HIJO: – Adelante

PADRE: –  Quería decirte que siento mucho haberte gritado, tuve un día terrible y mi paciencia se agotó.

HIJO: – Está bien, te perdono -Respondió el niño-

PADRE: – Toma aquí tienes los 30$ pesos que me pediste.

El niño saltó de alegría y fue corriendo hasta su cama. Saco una caja que tenía debajo, la abrió y saco mas billetes. Mientras el niño los contaba el padre le pregunta:

PADRE: – ¿Para que es que me pediste prestado dinero si ya tenías? ¿Qué es lo que necesitas comprar?

HIJO: – Una hora de tu tiempo -Dijo el niño mientras le entrega un total de 70$ a su padre.- Estuve ahorrando durante un tiempo para que puedas salir una hora antes de tu trabajo y cenemos juntos.

El hombre era incapaz de decir nada. Abrazo a su hijo fuertemente mientras las lágrimas de la alegría brotaban de sus ojos.

Moraleja

Esta historia nos enseña que algunas veces anticipamos nuestras reacciones y llevamos a cabo acciones injustas con quienes nos rodean. También nos enseña que no debemos dejar de prestarle atención a nuestros hijos por el trabajo, ellos necesitan de nuestro tiempo, de nuestro amor y atención.

Los niños son seres puros y llenos de bondad. Escucharlos nos hará aprender mucho sobre cómo ser una mejor persona. Pasa tiempo con tus hijos y disfruta todo lo que puedas.

Y tú, ¿Que piensas de esta linda historia?
Cuéntanos en los comentarios, te estaremos leyendo y contestando.