Saltar al contenido

«Tengo hambre»: Anciana pide ayuda y la policía le preparó la cena. Un ejemplo a las policias del mundo

Sabemos que la Policía es la fuerza estatal que se encarga de mantener el orden publico y garantizar la seguridad de todos los ciudadanos. Ellos protegen a la gente y también ayudan en los casos de emergencia.

Tal vez, los que tenemos un poco mas de edad, recordaremos a nuestro policía de la cuadra, aquel que ya nos conocía y al que siempre saludábamos, hoy se entiende que por la gran densidad poblacional, esto ya no es posible, pero no por ello han dejado de cumplir acabadamente sus funciones, y a las que mucha veces tildaremos de ejemplares.

Si no lo crees, lee el siguiente articulo de lo que la Policía ha hecho en una ciudad de Italia, para asistir a una Anciana de 87 Años:.

Instagram: poliziadistato_officialpage

Ayudando a Elder

En Italia, en una Ciudad llamada Coverciano, vive Elder con sus 87 años. Ella siempre ha estado a cargo de una cuidadora que le hace los quehaceres domésticos, las compras y la ayuda con sus necesidades dentro del hogar.

Un día, siendo las 8,30 hs, el destacamento de Policía recibe un llamado que ingresa por el 113. El llamado era de ayuda y provenía de la casa de la anciana.

«Tengo hambre» fueron las palabras que se escucharon por la linea, a los que los dos agentes de servicio no dudaron en tomar y hacerse presentes de inmediato en la casa.

Habia pasado que la Señora que la cuidaba no había concurrido, por lo tanto Elder no podía cocinar la cena. Elder tiene grandes problemas de movilidad causados por fuertes dolores que la hacen movilizarse con una silla de ruedas y que si bien en un principio pensó que ella sola podría arreglarse, al transcurrir las horas se dio cuenta que era imposible, por lo que no dudo en pedir ayuda.

Ella tiene un hijo, pero que vive en otra Ciudad, por lo que era imposible recibir su ayuda. Con el llamado estos dos agentes llamados Antonio y Giuseppe, no dudaron en asistirla y hacer un poco mas de lo que su accionar diario determina. Ellos tuvieron un gesto humanitario singular y no solo la asistieron con varios inconvenientes del hogar sino que se decidieron por prepararle un rico plato de ravioles con salsa de tomate.

No fue sencillo llegar a Elder, dado que ella estaba en su dormitorio y la puerta de calle estaba cerrada, pero con la ayuda de varios vecinos, lograron abrir la puerta y acceder a la anciana.

Sentados a la mesa, compartiendo el tiempo con ella, se quedaron hasta que Elder termino su rica cena, para proceder a lavar sus platos y dejar todo en condiciones. La anciana así, calentita y con la panza llena, se despidió de estos dos grandes policías con lagrimas en los ojos, en un infinito agradecimiento por su tan especial accionar.

Ten presente, que ante cualquier emergencia que puedas atravesar, siempre estará la Policía para socorrerte y ayudarte, sea cual fuere la situación que atravieses. Ten el numero local a mano de tu destacamento mas cercano.

FUENTE: infobae

error: Content is protected !!