Saltar al contenido

La historia de un perro que logra alertar a la policía para salvar la casa familiar

Los perros al igual que muchos animales, son sumamente perceptivos y sensoriales. Pueden saber cuando nos sentimos tristes, enojados o alegres. Ademas de poder distinguir emociones también tienen el olfato y el oído increíblemente desarrollados. Estos los convierte en uno de los animales mas capacitados a la hora de asistir y colaborar con los humanos.

La protagonista de esta historia no es una perra que se encarga de ayudar a algún humano necesitado, ni tampoco trabaja con los bomberos o la policía. Sin embargo la famosa pit bull de New York llamada Sadie, fue la responsable de salvar la vida de su familia tras alertar a la policía sobre el hecho.

Lo que verán en esta nueva historia de Mundo Positivo nos demuestra que hay mas de una forma de comunicarse y que los animales también tienen la posibilidad de hacerlo. El increíble desenlace de esta historia es la prueba de que los perros si son el mejor amigo del hombre y que su amor hacia su familia es incondicional.

El escape de Sadie

La pit bull de 11 años vive en una casa en Westchester Estados Unidos con su familia, la cual esta formada por Serena Costello y su hija. Sadie creció en esa casa desde pequeña y en todo ese tiempo nunca había intentado escapar. Esto afirma aun mas el hecho de que su fuga de la casa se debió a que su olfato y sus sentidos le advirtieron sobre un gran peligro.

Según los informes policiales y el testimonio de la señora Costello, Sadie había escapado gracias a que logro destrabar la ventana corrediza que daba al patio trasero de la casa. La dueña trababa esta ventana con un palo de madera que colocaba en los rieles para que Sadie no pudiera salir.

A pesar de que esa técnica de seguridad siempre funcionaba a la perfección, esta oportunidad había sido una excepción. Las ganas de escapar de la casa de Sadie fueron tan grandes que había rasgado varias de las paredes al punto de sacarles la pintura y trozos de madera.

Luego de que consiguió salir al patio trasero de la residencia aun quedaba un ultimo obstáculo. Una valla de madera que conducía hacia una escalera que daba a la calle. Dicha valla estaba cubierta con algunos muebles plásticos pero sin embargo Sadie logró pasar este obstáculo también.

La guía hacia la casa

La pit bull recorrió gran parte de el barrio durante varias horas de la tarde. La casa se encontraba sola en ese momento ya que Serena y su hija estaban ausentes. Varios de los vecinos del barrio llamaron a la policía alertando sobre un perro con actitud nerviosa que ladraba incesantemente en varias direcciones.

La policía se dirigió hacia el lugar y dieron con el paradero de Sadie quien se encontraba muy alterada. Los oficiales intentaba calmarla pero ella no se dejaba que se le acerquen. Fue así como comenzaron a seguirla y algo maravilloso sucedió. Sadie estaba guiando a los policías hasta su propia casa.

Finalmente la policía llego al domicilio y al acercarse a la casa comenzaron a sentir un intenso olor a gas. Inmediatamente los oficiales solicitaron apoyo de los bomberos y se comunicaron con la empresa de gas. A todo esto Sadie ya estaba mas calmada y algo asustada.

Todo el personal acudió a la casa y los vecinos de Serena la llamaron para informarle que algo estaba sucediendo en su casa.

Efectivamente el diagnostico afirmo que se trataba de una fuga de gas proveniente del sótano y si no hubiera sido descubierta a tiempo podría haber devenido en una explosión. Serana Costello dijo que Sadie se había comportado como una heroína y que le estaría eternamente agradecida.

error: Content is protected !!