Saltar al contenido

La historia de cómo Lady Di discutió con Camilla Parker con fuertes palabras

Una de las relaciones de amor que trascendieron los tiempos y fue una historia trágica, fue la que llevaron adelante el príncipe Carlos, primogénito de la Reina Isabel II de Inglaterra y la princesa Diana o mas conocida como Lady Di. Una historia muy de cuentos entre dos clases sociales diametralmente opuestas y que acaparo las miradas en el mundo entero.

Diana conocería a Carlos cuando ella todavía era una adolescente y llevaba una vida normal, y el príncipe salía con la hermana de Diana Spencer. Pasaron varios años hasta que se volvieron a reencontrar, surgiendo entre ellos una historia de amor que lo llevo a Carlos a presentarla en familia como su prometida.

Muchos fueron los comentarios surgidos en aquel momento que daban cuenta que el príncipe no amaba a Diana y que tan solo intentaba olvidar su historia de amor anterior con Camilla Parker.

 

La historia comienza, Carlos y Diana se casan

Fue en esta fecha en la que ante cientos de invitados del mundo entero y la realeza, en la Catedral de San Pablo de Inglaterra, Carlos y Diana sellaron su unión. Unión y ceremonia que fue televisada y vista por millones de espectadores.

Los primeros años fueron apasionantes, ella comenzó a aparecer acompañando a su esposo en cantidad de eventos sociales, marcando una unión entre el pueblo y la familia real. Refugiados, hospitales, escuelas y hasta recorrió zonas de desastres naturales o de conflictos bélicos que la encolumnarían entre las elegidas de la realeza y amada por su pueblo.

Para mediados de 1982 nacería su primogénito Guillermo y para el año 1985 su segundo hijo Enrique. Pasaron dos años mas y ya comenzaron a correr los rumores de que la pareja real no estaba en su mejor momento. Se decía que Diana estaba mal porque aseguraba que Carlos seguía enamorado de Camilla Parker Bowles.

El momento de la verdad

Ya habían pasado ocho años desde la unión entre los príncipes de Gales, pero la situación iba de mal en peor. Nadie discute que Diana estaba realmente enamorada de Carlos, pero tampoco a esta altura, se discute que Carlos miraba con mejores ojos a su anterior relación, miraba con amor a Camilla.

Llego así el día en que hubo un gran acontecimiento, dado que la familia Bowles realizo una gran fiesta en honor a los 40 años de la hermana mayor de Camilla. Por supuesto y como era de esperar los invitados eran todos de alcurnia y no podían faltar los miembros de la realeza. Por eso la invitación fue cursada también al príncipe Carlos y su esposa la princesa Diana.

Los acontecimientos y el tiempo marcarían que esta invitación se hizo por protocolo a los dos cónyuges, pero con la idea que tan solo asistiría el príncipe por su relación personal con la familia.

Nadie pensó que Diana tomaría esta invitación como una gran oportunidad para poner los puntos sobre las íes, y a pesar del temor que le causaba la idea de aparecer en la velada, su ser interior le decía que tenia que estar y acompañar a su marido.

Pasadas varias horas del evento, y en momento en que los invitados fueron a un piso superior, Diana advirtió la ausencia de Carlos y la de Camilla. Preguntando por el, varios asistentes le recomendaron dejara de buscarlo a lo que ella solo les contestaria, «solo quiero encontrar a mi marido, me gustaría verlo».

Bajo un piso y encontró a Carlos charlando con Camilla y otra persona mas. Para Diana este fue el momento esperado, por lo que le pidió a los hombres que la dejaran a solas con la anfitriona.

Una charla muy directa

«Se lo que esta pasando entre tu y Carlos, y solo quiero que lo sepas».

Según lo que Diana misma comentaría en una cinta grabada por la misma princesa dijo: «Camilla me gustaría que supieras que se exactamente lo que esta sucediendo», tema en principio negado por Camilla. «Se lo que esta pasando entre tu y Carlos, y solo quiero que lo sepas».

Camilla se defendería diciendo «Tienes todo lo que siempre has querido. Tienes a todos los hombres del mundo enamorados de ti. Dos hermosos hijos, ¿Qué mas quieres?» contestaria Diana: «quiero a  mi marido».

A esta altura algunas personas se acercaron para evitar cualquier conflicto mayor a lo que Diana antes de concluir pudo decirle:

«Siento si estoy en vuestro camino, debe ser un infierno para vosotros dos, pero se lo que esta ocurriendo. No me trates como a una idiota»

Para el año 2005, pasados varios años de la trágica muerte de Lady Di, Camilla y Charles se casaron por civil, pero la reina Isabel II no asistió a esta unión y dejo estipulado que a su muerte y ascenso al trono de Charles, Camilla no seria llamada reina sino «princesa consorte»