Saltar al contenido

La escena de la novela «Betty la fea» que más marco al personaje Marcela valencia

La cautivadora novela “Yo soy Betty, la fea”, fue una de las producciones más importantes de talla internacional, que llego a los hogares de millones de familias en el año 1999.

Gracias a la misma novela, muchos actores y actrices quedaron marcados de por vida, con la interpretación de sus personajes y uno de ellos, ha sido la talentosa y reconocida Natalia Ramírez, quien le dio vida a “Marcela Valencia”, en la versión original/colombiana de la novela.

Hay una escena que marcó el rumbo de la novela y de la actriz y te vamos a contar cual es.

¿Quién era Marcela Valencia en la novela “Yo soy Betty, la fea”?

Marcela Valencia, era la proclamada villana de la novela. La novia de Armando, quien poco a poco y en cada episodio, va perdiendo su amor, cuando este se fija en la fea de Betty.

Ella también era vista dentro de la historia, como la segunda de los hermanos Valencia y así mismo como la gerente de los principales puntos de venta y accionista activa de la empresa “Ecomoda”. Empresa, que es el ambiente primordial en donde se desarrolla la historia y obviamente la vida de todos los personajes.

¿Cuál fue la escena que marco a Natalia Ramirez?

La actriz, años después habla en diferentes entrevistas y dentro de su canal de Youtube, sobre su interpretación dentro de la novela y de cómo algunas escenas, marcaron su corazón, a causa de la carga emocional que colocó en cada una de ellas.

Sin embargo, existe una única escena que hasta hoy hace erizar la piel y emocionar, por el trasfondo que tuvo en la historia y en su vida y esa misma es la siguiente:

Cuando renuncia a Armando delante de Betty ⬇

Esta fue la escena (VIDEO), que finaliza el recorrido del personaje de Marcela, ya que ella debía dejar ir definitivamente al amor de su vida, que era Armando, el hombre que había perseguido desde el primer episodio.

En esta misma escena, ella debe cederle el paso a Betty, para que ella fuera feliz con el mismísimo Armando. Definitivamente, esta fue la parte de la historia que desgarro a más de uno entre los espectadores, ya que se puede ver a esa villana ruin, déspota y arrogante, cambiando completamente su personalidad e intenciones, para que su amor pueda ser feliz en brazos de otra.

Marcela Valencia, frente a la misma Betty, relata todo un monologo desgarrador, expresando como ella de a poco se había dado cuenta, como había perdido el amor de Armando y como así mismo descubrió que el realmente amaba era a la fea y no a ella.

Para muchos conocedores y fanáticos de la novela, esta escena fue la que más revelo los dotes actorales de Natalia Ramírez, quien con cada palabra y lagrima derramada, nos hacía meternos en la piel de Marcela y así sentir todo el dolor, que ella cargaba consigo.