Saltar al contenido

Joven se realiza múltiples cirugías para poder encontrar un trabajo

La belleza es un concepto relativo y subjetivo que los seres humanos tenemos acerca de la vida en general incluyendo la estética de otros seres humanos. Y este concepto de belleza a veces puede resultar muy hostil, excluyente y discriminador.

Todo esto ocurre en la historia que te contaremos hoy en la cual un joven es excluido de convocatorias y entrevistas de trabajo por su apariencia y por marcarlo como una persona fea no digna para ocupar un puesto laboral.

La historia de Do Quyen

El protagonista de esta historia es un joven vietnamita de 26 años llamado Do Quyen que en su proceso de búsqueda de trabajo ha sido rechazado reiteradas veces tan solo por su apariencia. Se han reído en su cara y le han dicho que por ser feo no podía quedar en el trabajo al cual se postulaba.

Este criterio de las personas que han discriminado y excluido a Do Quyen en la posibilidad de conseguir un empleo no solo lo ha dejado sin la posibilidad de trabajar al joven sino también lo han marcado tan profundamente que han cambiado su vida.

La respuesta de Do Quyen

Do Quyen vivía con sus padres y gracias a tener una buena posición económica decidió comenzar a hacerse cirugías en su rostro para poder cambiar su aspecto y empezar a agradarle más a las personas o que lo consideren más bello.

Esta enorme y radical decisión lo ha llevado a Do Quyen a someterse al bisturí dentro de los quirófanos en más de nueve situaciones en las cuales se ha operado los labios, los párpados, el mentón y la nariz y en las cuales ha pagado más de 17 mil dólares.

La discriminación social

No es la primera historia en la cual una persona decide cambiarse su aspecto físico para sentirse más seguro, para lograr más confianza en sí mismo y para agradarle más a las personas que lo rodean. Y en este caso la vivió en carne propia Do Quyen.

Cabe repensar cómo las diferentes opiniones de las personas pueden repercutir seria y rotundamente en la vida de los demás e incluso en cómo se ven y la historia de este joven vietnamita que se sometió a más de 9 operaciones faciales nos lo demuestra con gran claridad.

El cambio radical que se hizo viral

Así como muchas otras historias, la de Do Quyen se logró viralizar pues él empezó a compartir por las redes sociales todos los cambios que fue logrando a lo largo de las cirugías. Incluso en una nota contó que al volver de la primera cirugía sus propios padres no lo reconocieron.

La decisión que tomó Do Quyen fue impactante para muchas personas y fue un motor para muchas otras. Esta situación generó una polémica entre quienes piensan que modificar su aspecto físico para adquirir seguridad está bien pero que modificarse el rostro para agradar a los demás o cumplir con los estándares de belleza no lo está.

El motor de Do Quyen

Si bien el motor principal del joven vietnamita para realizarse las múltiples cirugías y modificar su rostro fueron las diferentes entrevistas laborales en las cuales se sintió burlado, rechazado y excluido por su apariencia física.

La realidad también es que el motor de Do Quyen fue poder verse al espejo y sentirse más bonito, más armonioso, más satisfecho de lo que veía. Y es por esto que decidió hacer dicho cambio y compartirlo con las más personas e ir mostrando paso a paso las fotos de su proceso.

La realidad actual de Do Quyen

Luego de las intervenciones quirúrgicas a las cuales Do Quyen fue sometido y sus curaciones post operatorias, el joven logró un aspecto que lo hizo sentirse cómodo, conforme y contento consigo mismo, lo cual mostró en diversas fotos que publicó en las redes.

Todo este gran cambio estético que se realizó Do Quyen logró conseguirle trabajo y en la actualidad trabaja como maquillador profesional y cumple uno de sus sueños. ¿Y tú qué piensas de la historia de Do Quyen?