Saltar al contenido

Investigadores descubren el verdadero rostro de María Magdalena

Hace seis años, un antropólogo biológico llamado Philippe Charlier y un experto en imágenes de nombre Philippe Froesch comenzaron a estudiar un cráneo.  ¿Será verdaderamente el cráneo de Maria Magdalena?. Esa incógnita es motivo de expectativas y de la necesidad de conocer la verdad.

En un pequeño pueblo de Saint-Maximin-la-Sainte-Baume ubicado al sureste de Francia, se encuentra la Basílica de Santa Maria Magdalena. En su interior, resguardado, se encuentra este cráneo motivo de estudios. La actual Iglesia de Santa María Magdalena, se terminó de construir en los comienzos del Siglo XV.

La posible tumba de la Santa discípula de Jesús fue descubierto hacia el mes de diciembre de 1279 y provoco que el Rey Carlos II de Anjou financiara la construcción de un templo en el lugar.

Los pasos de la investigación

Se conoce que tanto Maria Magdalena como su hermano Lázaro, viajaron en barco desde Tierra Santa y hasta llegar a Francia con el fin de evangelizar la Región. Allí se instalo y vivió en recogimiento, resguardada en una cueva hasta el final de su vida.

Allí fue enterrada y su tumba abierta en 1279, y dentro de su ataúd se encontró una tabla de madera en la que había una inscripción «Aquí yacen los restos de Maria Magdalena»

Tal vez para los Católicos María Magdalena no tenia su mejor reputación dado que se la identificaba como una prostituta del lugar. En otros casos se la ha llegado a vincular como la esposa de Jesús. Es ahí que la trascendencia de estos restos cobra una importancia fundamental.

Comentaría Charlier en un reportaje al National Geographic «No estamos absolutamente seguros de que este sea el verdadero cráneo de Maria Magdalena, pero es importante sacarlo del anonimato».

La última vez que habían sido estudiados estos restos fue hacia el año 1974, tras lo cual se decidió protegerlos haciendo un cerramiento de vidrio muy ornamentado, pero que de nada fue obstáculo para estos investigadores que tras sacar mas de 500 fotografías desde diferentes ángulos, consiguieron tener los elementos fundamentales para el estudio.

Así era el rostro de María Magdalena según la ciencia

VIDEO DE LA RECONTRUCCIÓN DEL ROSTRO DE MARÍA MAGDALENA

Con estos datos y ayudados por mas tecnología, reconstruyeron el cráneo en 3D, por lo que se pudo determinar que correctamente era el cráneo de una mujer, que habría fallecido a sus 50 años de edad aproximadamente y que tenia ascendencia mediterránea. La reconstrucción facial da como referencia que la mujer tenía una naríz puntiaguda, cara redonda y pómulos altos.

Su cabello de color castaño oscuro, contenía en varios mechones un tipo de arcilla que era muy utilizada en la época para controlar los piojos.

«Un rostro es efímero y misterioso, pero una imagen lo transforma en eterno, perpetuo» volvería a comentar en otra entrevista Charlier.

A la espera de varios trámites y autorizaciones, los investigadores esperan en un futuro cercano poder acceder de forma directa a los restos y también así poder realizar una prueba de ADN, que por fin le den nombre a estos, los que casi con certeza se afirma serían los restos de la Santa María Magdalena.