Saltar al contenido

4 frases que dices que entristecen a tu padre

Los padres siempre estarán a nuestro lado para cuidarnos y enseñarnos su visión de la vida. De ellos podemos aprender grandes cosas. Representan a un héroe cuando somos niños y se convierten en un amigo cuando ya crecemos. Los padres son nuestros mentores y aliados.

Muchas veces suelen mostrarse fuertes y protectores. Es por eso que a veces nos cuesta un poco saber que es lo que sienten o cómo se encuentran. Debemos ser tan cuidadosos con ellos como con nuestras madres. Estar atentos a lo que les decimos y a lo que hacemos para no hacerlos sentir mal.

1- «Antes eras mas divertido»

Si hay algo que no deberíamos decirles a nuestros padres es que nos aburrimos con ellos. Puede que esto sea cierto y que el tiempo haya logrado que cambien los gustos que tenemos o a la forma en la que nos divertimos. Suele ser más conveniente buscar una actividad o pasatiempo de el que ambos puedan disfrutar.

Si bien es sano aceptar que hemos crecido y que las cosas han cambiado tenemos que ser cuidadosos al momento de expresarlo. Es importante tener en cuenta que pasar un buen momento no depende solo de nuestro padre. También es nuestra responsabilidad ver que podemos compartir con el. Recuerda que a tu padre le resultará grato pasar tiempo contigo a pesar de que no compartan los mismos gustos.

2- «No te entrometas en mis asuntos»

Nuestros padres siempre se preocuparan por nuestro bienestar sin importar nuestra edad. Muchas veces puede que sintamos que se están entrometiendo en nuestras decisiones o problemas pero la realidad es que les interesa ayudarnos. No deberíamos reaccionar mal a este intento de colaboración que nos ofrecen. Puede que ellos quieran darnos un abrazo, un gesto de cariño o un acto de ternura y se vean rechazados porque nos negamos a recibirlo. 

Cuando nuestros padres ven que tenemos un conflictos o saben que debemos tomar decisiones inmediatamente su instinto indica que deben darnos una mano.Es cierto que algunas veces no queremos escuchar sus consejos pero es importante entender que lo hacen por el amor que nos tienen y con deseo de compartirnos su experiencia.

3- «Es difícil que lo comprendas»

Cuando el tiempo pasa y nuestros padres crecen tal vez les resulta un poco más difícil mantenerse al tanto de los cambios de moda, de costumbres, los avances tecnológicos o los nuevos estilos de vida. Más allá de que esto les suceda es importante si queremos protegerlos, que no les digamos estas cosas. 

Muchas veces es difícil cambiar o acostumbrarse a las nuevas tendencias, incluso para nosotros. Es conveniente que nos pongamos en el lugar de nuestros padres y darnos cuenta que requiere de paciencia para entenderlos. Tratemos a nuestros padres con cuidado y cariño. Si averiguamos qué es lo que no entienden se lo podremos explicar de una manera más sencilla. 

4- «Contigo pierdo la paciencia»

Al crecer tal vez nos volvemos más impacientes e intolerantes con algunas situaciones. Esto suele darse en algunas relaciones de padres e hijos en donde la calma es difícil de mantener. Si tu padre te hace perder la paciencia, respira profundo y trata de analizar la situación de manera tranquila. Tal vez podamos llegar a herir sus sentimientos cuando les expresamos que nos hacen perder la tolerancia.

Es necesario recordar que hubo una época en donde nuestros padres nos criaron y tenían paciencia con nosotros. Nos enseñaban cosas que nos sabíamos, nos mostraban que era lo que estaba bien y también lo que estaba mal. Debemos pensar que hoy en día las cosas cambiaron y somos nosotros quien debemos ser pacientes con ellos.