Saltar al contenido

El reencuentro de una perra policía jibarada y su ex entrenador. Se pone a llorar de alegría. Lo recuerda con amor

Los perros son de los seres vivos más leales, compañeros, bondadosos, generosos y cariñosos que podemos tener cerca. Estos grandes animales nos enseñan a diario de la vida y en la historia de hoy nuestro protagonista será un pastor alemán ex perro policía.

Los ovejeros alemanes suelen ser los mejores perros para entrenar y ser compañeros de policías pues son inteligentes, hábiles y poseen gran olfato. Pero lamentablemente con la edad deben ser removidos de su puesto en el servicio pero el amor entre ellos y sus compañeros queda intacto.

Wangwang, la ovejera alemán

La protagonista de esta historia se llama Wangwang y es una ovejera alemana que dedicó toda su vida al servicio policial en Xichuan , condado de la provincia de Henan en China. Pasó largos años brindando su servicio hasta que llegó a los 8 años y la jubilaron para que descanse.

Cuando Wangwang cumplió sus 8 años trabajando para la policía de China la llevaron a un hogar definitivo para que pueda pasar sus últimos años disfrutando de una vida tranquila, bien alimentada y con mucho amor. 

El entrenador de Wangwang

El compañero, maestro y entrenador de la perra con el que compartió largos años estaba patrullando por la zona en la que Wangwang vive y decidió pasar a verla aunque no sabía cómo reaccionaría la perra pero su respuesta fue muy conmovedora…

Al abrir la puerta el oficial de policía llamó a Wangwang como en los viejos tiempos y la perra no solo lo reconoció sino que salió corriendo hacia él con mucho entusiasmo y cariño. Se acercó a él y lo olfateó con desesperación y alegría y se echó a un lado de él.

El reencuentro se hizo viral

Este momento tan emotivo y esperado por Wangwang se registró y este video luego se hizo viral en las redes sociales al ver el reconocimiento y agradecimiento de la perra ante el policía, ver cómo lo recibió y cómo le festejo su llegada.

Este grandísimo momento quedará en la memoria sin duda del policía y de quienes estaban presentes. Se pudo incluso ver a Wang Wang en el piso panza arriba con lágrimas de emoción mientras el policía la acariciaba.

La fidelidad de los perros

Es de general conocimiento que los perros son de los compañeros más fieles y no es la excepción el caso de Wangwang esta grandiosa pastora alemana hembra ex policía. Cuando su compañero decidió despedirse de ella para seguir trabajando su amiga de cuatro patas no se la hizo fácil.

No solo se destacaron sus lágrimas de felicidad, sino que Wangwang tampoco lo dejaba irse a su ex-adiestrador, ella quería jugar con él y divertirse un poco más. Su amigo humano se tomó un tiempo para compartir con ella y seguir acariciándola y jugando un poco más agradecido de su labor y fidelidad.