Saltar al contenido

El nitrofoska azul es el abono perfecto para las suculentas

Las plantas suculentas hace un tiempo que están muy de moda pues son plantas bellísimas, muy resistentes y no requieren de grandes cuidados por lo cual se han convertido en las preferidas de muchas personas.

El Nitrofoska Azul es un abono de gran calidad que le aporta el perfecto equilibrio a las suculentas y del cual hablaremos hoy ya que es un grandísimo abono lleno de nutrientes y que te encantará tener junto a tus plantas.

El mejor abono para las suculentas: Nitrofoska Azul

Este abono posee nutrientes diversos como el nitrógeno, el fósforo y el potacio. Este le permite a las suculentas crecer y desarrollarse con todo lo que necesita para producir flores y más vida. Siempre dependerá del tipo de crasa, su tamaño y el lugar donde crezca, pero hay una referencia para aplicarlo y aquí te lo contamos:

¿Cómo se aplica?

Si tienes una crasa pequeña (aprox 40cm de altura) deberás aplicar una cucharada de este abono; si tienes una crasa que es más grande (que varía de los 40 cm a los 100cm) deberás aplicar entre 1 y 2 cucharadas y si tienes una crasa super grande (de más de 100cm) deberás aplicar entre 3 y 4 cucharadas del mismo.

¿Cómo está compuesto?

Este abono tan maravilloso posee un 17% de potasio que estimula el buen desarrollo de la planta; un 12% de fósforo que incrementa la producción de raíces, flores y frutos; un 12/ de nitrógeno que suma al crecimiento de la planta.

Y además aporta magnesio y sodio para ayudar a la fotosíntesis y otros micronutrientes como el zinc, el boro, el calcio y el hierro que ayudan al sistema de la planta y a su buen desarrollo y crecimiento.

¿Dónde lo consigo?

Este abono es super sencillo de conseguir y podrás hacerlo en cualquier vivero o tienda de plantas así también como en distribuidoras de productos de abono y fertilizantes para plantas. Recuerda comentarle al vendedor qué tipo de crasas tienes y sus tamaños.

Otros usos del Nitrofoska azul

Este abono super especial y nutritivo no solo es ideal para las plantas suculentas o crasas, sino también que es un excelente abono para árboles tanto grandes como pequeños, para arbustos, flores, macetas, tierra directa y también para el césped. 

Este abono al ser granulado y duro posee resistencia total al polvillo y demás sustancias que pueden perjudicar los cultivos, por lo cual es un excelente abono para todas las plantas por su aporte nutricional y por su fórmula y uso.

¿Cómo cuidar a mi suculenta correctamente?

Las suculentas como hemos mencionado son plantas super resistentes que podrás tener en cualquier lado mientras las temperaturas no sean demasiado frías. Te contamos un poco sobre sus cuidados:

  • Suelo: el suelo de la suculenta deberá tener buen drenaje y aireación para su correcto crecimiento y para que drene bien el agua
  • Riego: deberás regarla cuando su tierra esté muy seca y asegurarte de hacerlo con cuidado y de manera suave para que la tierra absorba bien la tierra y no se escape por los agujeros de la maceta o encharque la tierra
  • Clima: el clima ideal de la suculenta es el clima cálido, de calor. Lo único que debemos evitarle son las bajas temperaturas o heladas
  • Iluminación: suelen requerir gran cantidad de luz directa pero también viven con media luz
  • Abono: las suculentas requieren de un abono específico para esta especie, que le proporcione nutrientes y buen drenaje y para ello el indicado es el nitrofoska Azul, del que te contaremos aquí debajo
error: Content is protected !!