Saltar al contenido

Édgar Vivar: datos y fotos del señor barriga tras bajar de peso

El Chavo del 8, era una serie cómica Mexicana que apareció por primera vez en la Televisión hacia el comienzo de la década de los 70.

Gómez Bolaños, su creador comento se para armar esta tan conocida serie, se inspiro en muchos personajes, la mayoría de los cuales eran muy populares. Tales como el gordo y el flaco, Cantinflas, Chaplin. Los actores, tal vez escogidos al azar como Rubén Aguirre que por su estatura era el ideal para interpretar al profesor Jirafales.

Muchos de ellos trascendieron, y es muy difícil que a hoy no los recordemos. Como por ejemplo el inolvidable Señor Barriga dueño de la vecindad y del restaurante de Doña Florinda. Personaje de aproximadamente 40 años, con escaso cabello negro, sobrepeso y bigote ancho y negro. Siempre portando su portafolio, en el cual guardaba recibos de pago de las rentas.

¿Pero sabemos como esta Don Barriga o Edgard Vivar el día de hoy?

Don Barriga o Edgard Vivar

10 años de personaje, hasta 1982 para después continuar en la vida real como Edgard Vivar. Después de un breve receso del personaje, Edgard no se quedo quieto.

Fue así que incursionó en el cine trabajando en varias películas tales como «Don ratón y don ratero», «El mas valiente del mundo» y «Música de viento», para luego sumergirse nuevamente en la Tele pero en calidad de productor en «Alguna vez tendremos alas», ¿Qué nos pasa? o «Amarte así, Frijolito»

Pero su elección de vida, no solo paso por los cambios laborales, sino que el mas importante y que a hoy nos sorprende seguramente es su nuevo aspecto. 

Comentaría en un reportaje Don Barriga o también el Ñoño, que hace 12 años se habría sometido a un Bypass gástrico gracias al cual dejo en el olvido sus casi 100 kilogramos.

No fueron fáciles esos tiempos, porque después de la operación y por falta de hierro tuvo que enfrentar una anemia, pero que ya casi ha quedado en el olvido.

Este hombre de 75 años de edad, recuerda sus viejas épocas, y comenta que a la hora de la comida, su apetito era desenfrenado y no podía dejar de probar bocado. Seguramente problemas psicológicos ayudaron esta condición. Pero, que al terminar la tira decidió sanarse y allí se sometió a la operación y a tratamientos terapéuticos que lo ayudaron en su futura vida artística y personal.

Hoy, comenta que a pesar de su edad y de los problemas de salud que enfrento hacia el año 2000, se siente esplendido, se mantiene activo y esta establecido en la Ciudad de México muy saludable.

Sus últimos trabajos fueron haciendo la voz de Silas Piatraseron en «Mi Villano Favorito 2»,  la voz del Chef Auguste Gusteau en la película «Ratatouille» y la voz de Dug en «Up: una aventura de altura».