Saltar al contenido

Descubre si eres parte del pequeño grupo de personas que puede apreciar el animal

En el artículo de hoy te compartimos una ilusión óptica que probará si formas parte o no del pequeño 1% de la gente que puede descifrarla.

El desafío en cuestión consta en ver si puedes identificar el animal que se esconde en la imagen de líneas blancas y negras. Es verdaderamente difícil y, como mencionamos antes, sólo una de cada cien personas lo ve de inmediato. Si tardas un rato en ver el animal no formas parte de este 1%.

Lo cierto es que no todos percibimos de la misma manera las ilusiones ópticas y es por eso que probablemente no puedas ver el animal que decimos.Si no formas parte del 1% de las personas que si pueden tampoco debes preocuparte. Al fin y al cabo es simplemente un juego. 

A continuación te dejamos la imagen:

¿Formas parte del 1%?

Si pudiste ver el animal rápidamente te habrás dado cuenta de que se trata de un panda.

La imagen fue creada originalmente por Ilja Klemencov como parte de una campaña de concientización. Dicha campaña fue acerca del peligro de extinción en el que se encuentra la especie.

El panda habita originalmente el sudoeste de China, en los bosques templados de hoja ancha. En el mismo se alimentan del conocido bambú. Las principales amenazas para este especie son: la baja tasa de reproducción que presentan en cautiverio, la casa furtiva y la destrucción de su hábitat natural. 

La caza ilegal se ha estado combatiendo con eficacia estos últimos años pero el verdadero problema es la destrucción del hábitat de estos animales por parte del humano.

¿De qué se trata esta ilusión?

Nos pareció interesante también contarte un poco acerca de esta ilusión óptica, cómo funciona y qué es lo que hace que percibamos la imagen de la manera en que lo hacemos. 

La ilusión McCollough

El «efecto» de la foto en cuestión fue descubierto por la psicóloga estadounidense Celeste McCollough Howard en el año 1965.

McCollough llegó a la conclusión de que si alguien miraba fijamente una imagen de «rejilla» durante algunos momentos, luego esa persona vería matices de rosa u otros colores cuando observarse lineas blancas y negras en otra imagen.

En un principio se creía que la ilusión sólo funcionaba si uno veía imágenes determinadas. Así es que primero debía verse una imagen con líneas rojas y negras y seguidamente otra con líneas verdes y negras. Estas imágenes se repetían durante unos segundos o minutos. Luego ocurría el efecto mencionado.

Pero, en el año 1995 se realizaron otros estudios y se concluyó que la ilusión también tomaba efecto viendo durante unos momentos únicamente una imagen de lineas blancas y negras. Es esto mismo lo que sucede en la imagen que te compartimos en este artículo.

La ciencia detrás

En el estudio  antes mencionado los investigadores pudieron descubrir que dicho efecto ocurría en la corteza visual o lo que ellos llamaron «algún lugar entre el ojo y el cerebro».

Algún tiempo después, Julien Ciroux confirmó dicho descubrimiento. Concluyó en que los mecanismos de procesamiento involucrados en el la ilusión McCollough se encuentran en la corteza visual primaria. 

Por otro lado, también cabe destacar que a través de las investigaciones hubo voluntarios que al ser expuestos a las imágenes por períodos de 3 a 5 minutos tuvieron efectos que duraron en algunos casos meses. Algo para tener en cuenta.

Solo resta destacar la importancia de cuidar las especies en peligro de extinción y tantas otras más. Es necesario que el ser humano se responsabilice por su impacto en la naturaleza y se haga cargo de las consecuencias de sus actos.