Saltar al contenido

Como pelar garbanzos y hacer un humus más suave

Cuando estamos cerca de los meses de invierno, nuestras comidas comienzan una lenta variación. Para estos meses comienzan las primeras sopas, los primeros guisos y otras que son mas cálidas y humeantes a la hora de enfrentar las bajas temperaturas. Es ahí, donde estas exquisitas legumbres comienzan su aparición.

Se la pueda adquirir seca para luego hidratar y cocinar, como en otras variantes tales como la harina de garbanzos que se la utiliza para gran variedad de platos culinarios.

Pero hay un freno cada vez que pensamos en comprarlos y tiene que ver con respecto a lo difícil o no de proceder a pelarlos para luego llevarlos a una cocción del plato seleccionado. Por lo tanto, a continuación te enseñaremos y te sacaremos de este pensamiento al mostrarte que tan fácil es pelar los garbanzos para cocinar.

 

¿Cómo pelar garbanzos?

1 – Elementos necesarios:

  • Una bolsa de garbanzos secos
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Agua
  • Un colador

 

2 – Procedimiento paso a paso:

  1. Como primera medida selecciona un bol profundo para que entren cómodamente nuestros garbanzos
  2. Échales por encima el bicarbonato de sodio
  3. Lleva tu bol al microondas por el espacio de un minuto
  4. Pasado este tiempo retira del microondas y colócales por encima agua caliente hasta cubrirlos en su totalidad.
  5. Con las manos, es momento de comenzar a agarrarlos uno por uno y con solo rozarlos notaras que la piel se retirará y quedará esparcida por el bol.
  6. Toma ahora el colador y procede a colarlos, cosa que en el mismo te que tanto el garbanzo propiamente dicho como la piel, o sea lo colaras para sacar el agua.
  7. Con la ayuda de tus manos separa las pieles y deja solo los garbanzos para luego colocarlos en un bol limpio.

 

Hay dos variedades de garbanzos que son de las mas consumidas. Estas se llaman pedrosillano o lechoso.  Los primeros son mas pequeños, redondos y lisos; siendo los lechosos mas grandes, arrugados y blancuzcos. Cualquiera de estas variedades son para uso culinario. Por lo tanto a continuación te pasaremos un par de recetas que te lo demostraran.

 

Dos recetas par hacer con garbanzos pelados

1 – Un buen Humus suave

– Ingredientes:

  • 200 gramos de Garbanzos cocidos
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 20 gramos de semillas de sésamo
  • 1,5 ml de agua
  • 10 gramos de cilantro fresco
  • 1 limón
  • Sal a requerimiento

– Paso a paso:

  1. Colocaremos una sarten en el fuego a la que le echaremos las semillas de sésamo, para cocinarlas por el espacio de 8 minutos.
  2. Llevaremos las semillas a una licuadora a la que le echaremos el agua y procederemos a licuar todo junto.
  3. Entretanto cocinaremos los garbanzos y luego los escurriremos.
  4. Llevaremos los garbanzos junto con el cilantro dentro del vaso licuador, le agregaremos lo echo en el paso Numero 1, el jugo del limón, el aceite y la sal y licuaremos todo junto.
  5. Pasado un minuto de procesado, retiraremos y veremos que todos los ingredientes se han integrado homogéneamente. Listo ya tienes tu excelente humus.

2 – Guiso de garbanzos

– Ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos cocidos
  • 4 dientes de ajo
  • 60 ml de aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • jengibre fresco y picado
  • 1 cuchara de postre de cúrcuma bien picada
  • 400 gramos de leche de coco
  • 400 ml de caldo de pollo
  • un manojo de hojas verdes
  • 1 cucharada de yogur natural
  • Sal y pimienta a requerimiento

– Paso a paso:

  1. En una sarten con aceite echaremos la cebolla, el ajo y el jengibre.
  2. Una vez cocidos los ingredientes les colocamos la cúrcuma y los garbanzos.
  3. Dejaremos cocinar por al menos 10 minutos a fuego medio.
  4. Con una cuchara de madera procederemos a aplastar o pisar los garbanzos, para que desprendan el almidón y recién ahí le añadimos la leche de coco y el caldo de pollo.
  5. Seguiremos cocinando a fuego suave hasta que todo se haya espesado. Esta operación puede llevar unos 30 o 35 minutos.
  6. Para concluir le añadiremos las hojas frescas y apagaremos el fuego cuando estas ultimas verduras se hayan cocinado y estén blandas.