Saltar al contenido

Cómo hacer Shampoo sólido de romero para cuidar el cabello

En la actualidad el shampoo sólido está marcando tendencia, cada vez más personas optan por él pues se trata de una solución a varios problemas y es ideal para utilizar y disfrutar de tu cabello super limpio y cuidado.

En el artículo de hoy te daremos la receta de cómo hacer shampoo sólido a base de romero para que puedas hacerlo en tu casa y disfrutar de sus grandes beneficios. ¿Te animas a prepararlo? ¡Cuéntanos tu propia experiencia!

¿Cómo hacer shampoo sólido de romero?

Este genial shampoo sólido es super natural y lo pueden utilizar cabellos normales y grasos que obtendrán grandísimos resultados.

¿Qué necesito?

  • ramas de romero
  • mortero o molinillo
  • cacerola pequeña
  • cacerola más grande para meter la cacerola pequeña dentro
  • 50 gramos de SCI (tensioactivo derivado del aceite de coco)
  • 10 gramos de SCS (tensioactivo derivado del aceite de coco) – Este ingrediente es opcional
  • 1 gramo de INULINA (aditivo derivado de la planta de la raíz de la achicoria)
  • 5 gramos de aceite de jojoba
  • 5 gramos de manteca de karité
  • 10 gramos de arcilla blanca caolín
  • colador o tamizador
  • 5 gramos de vinagre de manzana
  • 5 gramos de agua desmineralizada
  • 8 gotas de aceite esencial de limón o de romero
  • 8 gotas de aceite esencial de menta

Paso a paso:

 

  1. Lo primero que debes hacer es cortar ramas de romero. Puedes hacerlo con una sola rama grande o con varias pequeñas
  2. Cuando tengas la rama deberás quitarle sus pequeñas hojas y en el mortero o molinillo picarlas bien hasta convertirlo en polvo
  3. En paralelo deberás colocar dentro de la olla pequeña los 50 gramos de SCI (si lo tienes en barra deberás molerlo previamente para que quede en polvo) y esta olla dentro de la olla con agua caliente al fuego
  4. Cuando coloques el polvo del SCI dentro de la cacerola pequeña deberás agregarle los 10 gramos de SCS
  5. Luego deberás agregarle a la mezcla anterior la inulina y luego el aceite de jojoba (que en caso de que no tengas podrás sustituirlo por aceite de almendras)
  6. A esto deberás sumar los 5 gramos de manteca de karité y luego unos 9 ó 10 gramos de arcilla blanca de caolín
  7. Y a esto le sumaremos el polvo del romero seco. Para ello deberemos tamizar el romero con un colador pequeño o tamizador y colocarlo dentro de la olla con todos los demás ingredientes (en este caso se colocaron 5 gramos de romero)
  8. A todo esto deberás agregarle el vinagre de manzana y el agua desmineralizada
  9. Deberás mezclar bien todo en la olla pequeña para que todo se haya integrado correctamente
  10. Cuando la pasta esté uniforme deberás retirar la olla del fuego y esperar a que enfrié un poco
  11. Cuando ya se encuentre templado deberás agregarle el aceite esencial (en este caso se colocaron 8 gotas de aceite esencial de menta y 8 gotas de aceite esencial de limón ) y removerlo con las manos e integrarlo bien
  12. Ahora deberás hacer e formato que más te agrade (puedes hacerlo cuadrado, en forma de bola o forma de rombo) y luego pasarle un palillo por el centro para luego poder colocarle una cuerda
  13. Una vez que ya tengas el formato del jabón que quieras y puedas pasar la cuerda o la cinta que quieras dentro de su agujero
  14. Deberás esperar 24 horas para utilizarlo y disfrutar de sus grandes beneficios

Cómo utilizar el shampoo sólido

Para utilizar el shampoo sólido es bien simple: puedes frotártelo sobre el cabello mismo y una vez que hace espuma esta empieza a bajar y a limpiar tu cabello o también puedes frotar tus manos para generar espuma y luego aplicarla sobre tu cabello y frotar sobre él.

Cuánto dura el shampoo sólido

La duración del shampoo es equivalente aproximadamente a 2 ó 3 frascos de shampoo líquido convencional. Es bien útil y ayudará a tu economía también además de aportarle grandes beneficios a tu cabello y su cuero cabelludo.

Recomendaciones

Una recomendación óptima para luego de utilizar el shampoo es dejarlo en un sitio que pueda escurrirse y secarse así no se encharca ni sigue gastándose. Puedes colocarlo sobre una jabonera o sobre algún sitio que no se apoye por completo o tenga respiración por debajo.