Saltar al contenido

Cómo germinar una semilla de limón rápidamente

El limón es una fruta deliciosa de cualidad cítrica que aporta grandes cantidades de vitamina C, fibra, magnesio y potasio, entre otras cosas muy saludables. Es además una fruta que puedes plantar en tu casa si tienes un poco de tierra o una maceta donde hacerla crecer.

Por esto mismo, en el artículo de hoy te compartiremos cómo germinar las semillas del limón de manera correcta para que puedas tener un pequeño árbol en tu hogar y poder consumir esta grandísima y poderosa fruta.

¿Cómo germinar las semillas de un limón?

Si te encanta tanto esta genial fruta como a nosotros te contamos el paso a paso para que puedas obtener sus semillas y que luego puedas germinarlas para hacer crecer un bonito árbol de limones.

¿Qué necesito?

  • 1 limón + sus semillas
  • semillero o sitio para germinar
  • pinza
  • agua
  • fibra de coco
  • hummus de lombriz

Paso a paso:

  1. Lo primero que deberás hacer es obtener las semillas de un limón, puedes quitarlas con la mano o con la pinza una a una. Procura que no se rompan ni cortarlas cuando cortes el limón
  2. Una vez que las tengas fuera del limón deberás enjuagarlas y con ayuda de tus dedos o la pinza quitarle la cobertura que tienen por encima
  3. Luego deberás ubicar la parte superior de la semilla (la que es más fina y en punta) y abrirla un poquito
  4. Una vez que tengas las semillas abiertas deberás colocarlas horizontalmente en un semillero o sitio para germinar el cual deberás preparar previamente con una mezcla de fibra de coco y de hummus de lombriz. Las proporciones aproximadas son convenientes en un 60% de fibra de coco y un 40% de hummus de lombriz
  5. Cuando las semillas estén colocadas sobre la mezcla de hummus de lombriz y fibra de coco deberás taparlas aproximadamente 1cm o 2cm y dejarlas reposar allí durante varios días (pueden ser entre 15 y 20 días)
  6. Es conveniente que coloques tu semillero o sitio donde germines en un lugar cálido y oscuro para que germinen las semillas con éxito (no debe recibir luz directa en ningún momento)
  7. Luego de estos 15 ó 20 días podrás ver resultados y tus semillas brotando de a poco
  8. Cuando crezcan un poco más deberás trasplantarlas a una maceta más grande para que pueda ir creciendo poco a poco de manera saludable y fuerte

Hacer una maceta con la cascara del limón

Cuidados para tu limonero

El limonero es un árbol fuerte y resistente pero que podrás mejorarle su calidad de vida si sabes qué cuidados necesita. ¡Te contamos sobre todo esto aquí mismo!

Iluminación

El limonero necesita de grandes cantidades de luz siempre. Este árbol requiere estar expuesto al menos 6 u 8 horas en verano y puede recibir la luz de manera directa sin ningún problema.

Temperatura

La temperatura ideal para un limonero es entre 17 y 27 grados aproximadamente. Se trata de un árbol que no soporta bajas temperaturas y del cual hay que cuidar mucho del frío y las heladas tanto como del aire fresco o los vientos. Requieren de aire más bien húmedo para mantener saludables sus hojas.

*En el invierno es conveniente armarle una estructura con telas o algo que lo repare del frío y las heladas. También puede resultar conveniente acercarlo a una pared para evitar que haya corrientes de aire cerca de él.

Riego

En las épocas de mayor calor el limonero requiere ser regado 2 ó 3 veces por semana por lo menos, dependiendo el tipo de suelo que tenga y la temperatura del ambiente. Es una planta que necesita estar húmeda siempre y no encharcarse nunca.

Suelo

El tipo de suelo más indicado para los limoneros es el semi-ligero, es decir, aquel que es poroso pero que posee un ph neutro y buen drenaje. Esto le permitirá que los riegos lleguen a toda su raíz y que no se encharque pero quede húmedo. También requiere de materia orgánica, fibra de coco y hummus de lombriz.

Poda

A los limoneros es conveniente podarlos 1 vez al año por lo menos en el momento donde menos actividad vegetativa haya, es decir cuando es invierno y ya perdió sus hojas es un buen momento para cortar las ramas muertas o las partes que estén feas del árbol para que siga creciendo con fuerza y buena salud.