Saltar al contenido

Como cocinar albóndigas caseras para congelar

Si hay una comida que es fácil de hacer, existen varias formas para su preparación,  es realmente exquisita y te saca de cualquier apuro, son las excelentes Albóndigas.

Se dice que las albóndigas fueron un invento de los árabes, y que con las diferentes conquistas, estos se las enseñaron a los europeos y así salió a la luz este rico plato. Por supuesto que en cada pais se le fue poniendo en su cocción diferentes elementos que fueron adecuados a cada costumbre, pero en general, la preparación no varia demasiado de país en país.

Es por ello, que a continuación, te enseñaremos una de las formas, a nuestro criterio, de la mas ricas para su preparación. No es difícil y te aseguramos que tu plato quedará espectacular.

Ingredientes:

  • 800 gramos de carne molida
  • 4 huevos
  • 200 ml de leche
  • 200 gramos de pan rallado
  • 5 o 6 dientes de ajo
  • sal
  • Harina para rebozar
  • Aceite de Oliva
  • Salsa de tomate
  • Papas

En los ingredientes hemos incorporado tanto los elementos para las albóndigas como para la salsa y el acompañamiento.

Preparación:

  1. En un bol, coloca la carne picada
  2. Añádele los ajos bien picados, los huevos, la leche y la mitad del pan rallado
  3. Antes de mezclar agrégale la sal (a gusto)
  4. Mezcla bien todos los ingredientes cotejando que no quede carne sin untar en la mezcla.
  5. Una vez mezclado todos los ingredientes, agrégales la otra mitad del pan rallado
  6. Si quieres que tus albóndigas salgan jugosas, puedes agregarles mas leche
  7. Déjalas reposar por espacio de media hora, hasta que todo quede bien humectado.
  8. Agarra un plato hondo y colocale harina dentro
  9. Con ayuda de dos cucharas agarra tu mezcla y prepara bolitas del tamaño que mas prefieras
  10. Echa esas bolitas dentro del plato con harina y con las manos úntalas bien y dales la forma redondeada.
  11. En una sarten, coloca suficiente aceite y deja calentar bien
  12. Baja el fuego a fuego medio y echa dentro una a una las albóndigas, las que iras dando vuelta hasta que queden doradas por completo.

Tips para congelar las albóndigas

  • Una vez cocidas, solo deberás de colocarlas dentro de una bolsa con cierre que sea para frezar
  • Una vez dentro, trata de sacar todo el aire y achatar bien la bolsa
  • Siempre coteja que quede bien sellada la bolsa para evitar que se humedezca una vez colocada en tu frízer.
  • Otra forma de congelarlas, es colocarlas en una bandeja o plato y envolverlas con papel film, para luego llevarlas a tu congelador.

Con estos ingredientes y preparación tendrás unas exquisitas albóndigas que podrás acompañar con la comida que prefieras. Pero, si quieres hacer algo mas importante puedes preparar una buena salsa natural de tomates y colocarlas dentro.

Salsa de Tomates para acompañar las albondigas

Ingredientes:

  • 8 tomates perita
  • 1 cebolla chica
  • sal a gusto
  • Una pizca de azúcar
  • Orégano

Preparación:

  1. Coloca en una olla agua y llévala a fuego medio hasta que hierva.
  2. Lava los tomates y hazles un tajo por uno de sus lados
  3. Colócalos dentro de la olla hasta que notes que la piel sola se ira desprendiendo.
  4. Llévalos bajo el agua fría y termina de pelarlos. Luego procede a picarlos sobre una tabla.
  5. En una sarten con poco de aceite, coloca la cebolla bien picada, hasta que se transparente
  6. Luego echa el puré de tomates al que le agregaras sal a gusto, una pizca de azúcar y orégano.
  7. Déjalo cocinar por unos minutos y baja el fuego al mínimo.

Por lo tanto, si preparas esta salsa de tomates, puedes llevar tus albóndigas una vez cocidas y colocarlas dentro de la salsa hasta que calienten, luego las servirás y las acompañaras con lo que mas prefieras. En mi caso con papas fritas cortadas en cuadraditos chicos las que agrego en la misma salsa con las albóndigas y mezclo todo junto.

error: Content is protected !!