Saltar al contenido

Cómo ahorrar agua en la casa para gastar menos dinero

El ahorro del agua es algo que nos compete a todos por varios motivos: de manera individual podemos intentar que el gasto de consumo que viene en nuestra factura de agua sea menor y que esto nos permita ahorrarnos dinero.

Y de manera colectiva y muy importante es el cuidado de los recursos -en este caso el agua- para la protección ambiental del planeta en el que vivimos. Cada vez que puedas cuidar el consumo de agua y gastar un poco menos estarás ayudando al medioambiente. Así que armamos este artículo con trucos para ahorrar dinero en la factura de agua que también podrán ayudar al planeta.

 

1- Chequear el estado de nuestros grifos

Muchas veces no le prestamos atención pero a los grifos de nuestras casas tanto en el baño como en la cocina o en el patio le caen gotas de agua. Esto efímeramente parece no ser gran cosa pero la realidad es que si sumásemos todas las gotas de agua que caen por minuto, por hora, por día y por mes podríamos tener una buena cantidad de litros.

Para evitar gastar más agua de la que gastamos y cuidar nuestro bolsillo y el medio ambiente un buen truco es chequear las posibles pérdidas o filtraciones de los grifos de nuestro hogar.

2- Cerrar la canilla cuando no la usamos

Este truco es el más fácil y posible de realizar que podrá hacer que tu consumo en la cuenta de agua se reduzca a un grandísimo porcentaje. Y se trata nada más y nada menos de cerrar la canilla o el grifo cuando no la estamos usando.

Muchas veces sucede que nos lavamos los dientes, las manos o los plats y en los tiempos que no estamos en contacto con el agua la dejamos correr porque lo hacemos rápido o porque es más cómodo pero la realidad es que evitar estos tiempos muertos en los cuales no tenemos contacto con el agua nos harán ahorrar mucha agua y por ende dinero. Así que ya sabes, si quieres lograrlo con éxito: cierra el grifo si no lo usas.

3- Optar por duchas en vez de baños

Sabemos lo placentero que puede llegar a ser tomarse un baño con la bañera llena de agua, sales y velas aromáticas. Pero, ¿Te has preguntado realmente cuánto vale ese baño? Pues mucho dinero y es muy sencillo de evitarlo.

Intenta optar por duchas más bien cortas en las cuales cumplas con el objetivo de higienizarte y relajarte pero sin la necesidad de tener tantos litros en la bañera que te harán gastar más dinero del que te gustaría. Este truco en cambio te posibilitará a que te ahorres un buen dinero y que no consumas tanta agua para un hecho tan efímero como bañarse.

4- Re-utilizar el agua

Cuando cocinamos utilizamos gran cantidad de agua que puede re-utilizarse de manera muy productiva y te contamos cómo. Si hierves verduras en una cacerola o lavas fruta y verdura sobre un boul o recipiente luego puedes reutilizar este agua para regar las plantas por ejemplo.

También mismo en la cocina puedes reutilizar un caldo que te ha quedado de hervir verduras para hacer una sopa deliciosa para toda tu familia. Estos pequeños actos de reciclaje de consumo de agua te ayudarán a ahorrarte un buen dinero y además a reutilizar los recursos de maneras útiles y muy sencillas.

5- Pon en remojo la vajilla

Poner en remojo la vajilla enseguida de que la usamos es también una forma muy práctica de ahorrar en el consumo del agua y por lo tanto en la factura de la misma. Además del ahorro mencionado, adoptarás una genial costumbre que permitirá que puedas lavar con más rapidez cuando decidas hacerlo.

La grasa suele ser complicada de eliminar pero si siempre la remojas antes podrás luego ocuparte de fregarla y quitarle todo para luego solo enjuagarla con un poco más de agua. También puedes optar por poner en remojo los cubiertos y otros utensilios de cocina que agilizarán el uso del agua cuando los limpies.

6- Utiliza el agua de lluvia

El agua de la lluvia puede resultar muy útil no solo para el mismo día que llueve sino también para reutilizar ese agua. Es muy práctico colocar baldes o recipientes cuando llueve para luego poder regar los días siguientes que no haya lluvia.

Es importante si decides hacer esta técnica para ahorrar en el consumo de agua que las tapes para que no se conviertan luego en foco de plagas o insectos que transmiten enfermedades. Y recuerda que este agua puedes utilizarla para regar las plantas o para limpiar tus alimentos.