Saltar al contenido

Aprende a limpiar el lavarropas con un poco de vinagre

El lavado de la lavadora o lavarropas resulta super importante y es una tarea del hogar que solemos dejar de lado o para cuando su suciedad nos empieza a generar consecuencias en nuestras prendas tanto de color como de olor.

Pero no te preocupes más, en el artículo de hoy te compartiremos algunos sencillos consejos para que puedas limpiar el lavarropas con un genial ingrediente que es el vinagre. Este te dejará la lavadora super limpia y lista para usar.

Vinagre: ¡ingrediente especial!

Para estos sencillos consejos usaremos como protagonista al vinagre que es un ideal aliado a la hora de limpiar en nuestros hogares y que para limpiar tu lavadora no será una excepción. El vinagre es un grandisimo desengrasante, desinfectante, antiséptico, antifúngico y blanqueador.

El vinagre es el indicado para limpiar nuestra lavadora ya que este es un instrumento de limpieza por el cual pasa mucha suciedad y que es necesario que este se encuentre impecable para poder seguir brindándonos un buen lavado en nuestras prendas. 

Formas de usar vinagre para limpiar la lavadora

Este ingrediente genial que de seguro tienes en tu casa podrá ayudarte a limpiar de manera eficaz tu lavadora y terminar con aquellas suciedades que hayan quedado allí, polvo, cabellos, pelusas y más. ¡Manos a la obra!

Limpieza del tambor

La limpieza del tambor del lavarropas es de las opciones más prácticas para comenzar a limpiar tu lavadora y para esto tendrás que colocar 1 taza de vinagre dentro. Puedes aplicarlo directamente en el tambor o colocarlo dentro del recipiente donde va el jabón.

Es importante para este sencillo consejo que eches el vinagre y que hagas un lavado rápido sin ponerle en el programa de lavado el centrifugar. Y cuando termine este lavado deberás abrir el lavarropas para que seque de manera natural.

Limpieza de las partes

Otro sencillo consejo es limpiar las diferentes partes de la lavadora y este es muy útil ya que con el uso pueden quedar atoradas en diversos lugares partículas de suciedad, cabellos y otros objetos que pueden tener nuestras prendas.

Para esto deberás quitar el cajón donde colocas el detergente, el filtro del lavarropas y cualquier otra posibilidad que tengas para desarmarlo y limpiarlo. Deberás embeber una esponja con vinagre y fregar las partes necesarias y luego enjuagarlas con abundante agua y volver a colocarlas en sus lugares.

Limpieza externa

La limpieza de la parte de afuera del lavarropas parece cosa poco importante pero la realidad es que es de gran utilidad no solo para evitar que la ropa que sacamos y se apoya sobre el se ensucie, sino también para que nuestro electrodoméstico se encuentre en buen estado.

Para esta limpieza externa puedes colocar mitad de agua y mitad de vinagre y con un trapo húmedo fregar la lavadora. Por último deberás secarla con otro trapo seco y tu lavadora quedará impecable, desinfectada y super blanca gracias a este sencillo consejo. 

Más consejos para mantener tu lavadora limpia

  • Limpieza frecuente: el lavarropas necesita una limpieza frecuente pues como hemos visto anteriormente suele ensuciarse tanto por fuera como por dentro y esto puede producir una gran falla en su funcionamiento, así que es ideal limpiarlo con regularidad. ¡Recuerda utilizar vinagre y limpiar el tambor, el exterior, el cajón del jabón y el filtro!
  • Clasificación de prendas: la clasificación de las prendas según sus tipos de telas ayudará a la limpieza de la lavadora y a la limpieza de las prendas mismas. Esto permitirá que no se salgan ni se arruinen las prendas y que estas no vayan dejando residuos en la lavadora
  • Utilizar la cantidad correcta de jabón: sea cual sea el jabón que utilices (líquido o en polvo) es importante cumplir con las necesidades de tu lavadora pues esto impedirá que se acumule jabón indeseado en alguna parte del lavarropas o que se junte sarro
  • Ventilación frecuente: la ventilación es otro consejo sencillo que puedes poner en práctica para mantener la limpieza de tu lavadora pues de no hacerlo puede acumular olor a humedad o generar hongos indeseados
  • Lavados de mantenimiento: los lavados de mantenimiento son aquellos que se hacen solo para limpiar el tambor: a los que puedes colocarle vinagre, bicarbonato de sodio, agua oxigenada o lavandina y tan solo poner un lavado corto para que se limpie bien.