Saltar al contenido

7 trucos para que los niños coman verduras desde pequeños

Sabemos que los niños deben de comer buenas comidas sobretodo cuando son muy pequeños, eso hará que crezcan sanos y bien. Pero también sabemos que justo en esa etapa, nuestros pequeños son mas mañosos y se nos hace difícil hacer que coman por ejemplo frutas o verduras.

Pero hay que buscar la forma para que esto no se nos complique y ellos saboreen nuestros platos sin que tengamos inconvenientes. Para ello te acercamos algunos consejos que deberás de tener en cuenta a la hora de ir a la cocina y preparar algo que sabes a tu hijo no le gustará. Siempre ten presente que los niños no comen por saber si es mejor para su crecimiento o no, solo comen la comida por su gusto.

A continuación, te daremos estos tips que te aseguramos serán de muchísima utilidad.

1 – Comemos todos lo mismo

Sabemos que los niños, tienden a imitar lo que hacen los adultos. Con la comida no es la excepción, por lo tanto cualquier platillo que prepares y lleves a la mesa, deberás de considerarlo igual para todos. Incluso si sirves primero a los grandes y luego a ellos mejor, así ellos miraran como los mayores comen lo mismo. Eso les dará confianza y seguramente imitaran esta conducta.

2 – Algún condimento diferente

Sabemos que comemos todos lo mismo, pero también puedes agregarles algo diferente a sus platillos, para que cuando los prueben, sobretodo si es la primera vez les sea realmente grato a su paladar. Tu bien sabes que salsas, por ejemplo mas les gustan. Podemos pensar si es un plato frio el agregado de mayonesa, kétchup o si es plato caliente una buena bechamel o una sencilla salsa rose. En todos los casos estos pequeños agregados ayudaran a mejorar el gusto de cualquier verdura.

3 – Nunca lo obligues

Si por primera vez realizas un plato con verduras y tu hijo sencillamente cierra la boca y no come, pues no te deprimas, de hambre no se va a morir. Lo que si ten presente que nunca deberás de obligarlo, esto hará que nunca mas quiera ni siquiera ver tu hermoso plato. Esa vez prepárale otra comida sencilla y prueba en darle estas verduritas en otro momento.

4 – La cantidad debe ser pequeña

Es preferible que le vayas incorporando verduras diferentes en diferentes días. Prueba primero un platillo con una y en otros días ve de incorporar otras. Las verduras deberás de cortarlas muy pequeñas y siempre sírveles en poca cantidad. Que ellos no perciban que su plato se basa solamente de verduras, que las vean como un pequeño acompañamiento de otra comida que les agrade.

5 – El condimento es fundamental

Las verduras que les sirves a tus hijos deben de saber muy ricas. Si las sirves directamente como salen de la olla, la verdad es que son poco atractivas. Ten presente que los niños comen primero con sus ojos. Para ello busca recetas sencillas, diferentes y que tal vez te enseñen que con un sencillo gratinado es suficiente para cambiarles el aspecto y el sabor. Agrégales preparaciones divertidas, haciendo dibujos con ellas, eso te aseguro les agradara y hará de esta primer experiencia mucho mas fácil de llevar.

6 – Ellos tienen que comprar y cocinar

Esta practica ha dado muy buenos resultados. Lleva una vez a la semana a tus hijos contigo a realizar los mandados de la casa. Ve a la verdulería y junto con ellos elige y compra. Por supuesto que después, en tu casa,  ellos deberán de ayudarte cortando, separando y limpiando las compras. Esto  hará que se vayan familiarizando con los diferentes alimentos y los comerá con mucho mas agrado.

7 – El puré es el mejor recurso

Cuando hablamos de puré, siempre pensamos en los tradicionales de papa o zapallo. Pero, tienes que saber que puré se puede realizar de cualquier verdura, y mezclado con papa y zapallo es un manjar. Prueba un buen puré de papa y zapallo y agrégale zanahoria, por ejemplo y mas adelante incorpórale otras verduras que varíen los colores, como puede ser espinaca o acelga. Esto es infalible.

error: Content is protected !!