Saltar al contenido

7 consejos para superar la muerte de tu perro

Nuestro perro es ese amigo fiel que siempre recordaremos con cariño porque los perros son esos seres mágicos que nos acompañan a lo largo de nuestra vida pero tarde o temprano llega el momento de despedirlos.

Esta no suele ser la tarea mas sencilla del mundo pero con estas recomendaciones que hemos elegido compartir contigo podrás sentirte acompañado y guiado hacia un estado de aceptación que facilitará tu situación actual.

1- Reconocer cómo te sientes

Admitir lo que sentimos en nuestro interior, reconocer nuestras emociones y expresar lo que nos sucede demuestra que somos seres sensibles que se ven afectados por la perdida de un ser muy querido.

Afrontar estos estados que nos atraviesan internamente es lo mas saludable que podemos hacer, esto nos ayudara a conectarnos con nuestras emociones y a conocernos mas profundamente como personas gracias a lo vivido con nuestra mascota.

2- Compartir tus sentimientos

Hablar, compartir y expresar nuestros sentimientos mas profundos hace que estos se renueven y  reinventen. De esta manera podemos sentir alivio en el interior. Esta comprobado que hablar con otras personas ya sean amigos, familiares o compañeros genera un sensación reconfortante de compañía.

Es fundamental la escucha y la contención que nuestros seres queridos pueden brindarnos en estas situaciones, por eso mismo es importante compartir con ellos lo que te sucede, abrir tu corazón y aceptar la ayuda que te brinden.

3- Valorar tus mejorías

A medida que va pasando el tiempo los sentimientos mejoran. Esto es una buena señal y nos demuestra que nos estamos recuperando. Cuando nos sintamos listos es necesario que avancemos hacia lo nuevo y cerraremos el ciclo que estuvimos transitando últimamente.

Es importante aceptar este paso sin culpa y darnos la grata oportunidad de volver a sentirnos alegres. Esto nos permite saber que los buenos momentos que pasamos junto a nuestra mascota estarán siempre presentes en nuestros corazones y jamas los olvidemos.

4- Darte el tiempo que necesitas

En algunas oportunidades inmediatamente queremos tener una nueva mascota que nos acompañe y nos ayude a superar la situación. Muchas veces esto puede ser contraproducente porque intentamos llenar el vació que nuestra mascota dejo y cada perro es distinto, por ende necesita de otros tipos de atención.

Si bien el hecho de comenzar una nueva relación con una mascota es de lo mas agradable, también es necesario que nos encontremos bien emocionalmente para poder darle un lugar de calidez y amor. A su vez es importante entender que volver a tener una mascota nos llevará por nuevos caminos.

5- Desprenderte de algunas cosas

Ya sen juguetes, mantas o camas es necesario y saludable despojarnos de estos objetos que nos pueden llegar a generar apego para mantener su recuerdo vivo. Una buena opción es donar dichas pertenecías para que otras mascotas puedan utilizarlas y de esta manera disfrutar de ellas.

También puedes darles utilidad nuevamente en el caso de que estés pensando en acoger una nueva mascota. De lo contrario  se recomienda no conversar cosas materiales ocupando espacio sin ser utilizadas ya que esto puede ser contraproducente a la hora de cerrar un ciclo.

6- Vivirlo a tu propio ritmo

Es preciso no acelerar nuestro estado de animo para sentirnos bien forzosamente, no importa el tiempo que este proceso tome, si bien no es saludable que dure eternamente, vívelo con calma ya que no hay una formula para sanar, cada persona tiene su tiempo y lo mas sano es respetarlo.

Tomate el tiempo que necesitas hasta sentirte listo para dar por cerrada esta etapa. Este puede ser un buen momento para recordar a nuestra mascota, los buenos momentos que pasamos con ella, como nos divertíamos y saber que  la felicidad que sentíamos por estar junto a ella era compartida.

7- Realizar actividades que te reconforten

Una buena opción suele ser canalizar nuestros sentimientos a través de alguna actividad que nos reconforte, nos alegre y nos permita plasmar nuestra creatividad. Estas podrían ser dibujar, escribir, hacer deporte y diferentes actividades que no permita expresar lo que sentimos.

Utilizar nuestra creatividad para sentirnos mejor es una de las formas a la que mas se recurre en estos casos. No es necesario que seamos profesionales para expresar lo que sentimos a través del arte o el deporte, basta con que le dediquemos un poco de nuestro tiempo a estas actividades sanadoras.