Saltar al contenido

7 consejos para elegir un brassier correcto para ti

Utilizar brassiers no es de lo más sencillo del mundo pues necesitamos tener en cuenta muchos factores a la hora de elegirlos para que nos queden de manera adecuada a nuestros cuerpos, satisfagan nuestros gustos, sean cómodos y también prácticos.

Para todo ello existen algunos trucos que puedes realizar cuando estés a punto de comprar tu brassier que te hará hacerlo de manera correcta y evitar que tengas molestias para poder disfrutarlo y llevarlo con placer. ¡Te contamos cómo en este artículo!

1- Conocer tu talla

Las tallas pueden ser un tema polémico pues muchas veces las prendas traen una etiqueta con una nomenclatura que no siempre funciona como regla general. Así que más que conocer las etiquetas de las prendas, es recomendable conocer nuestra talla para elegir un brassier.

Puedes medirte con un centímetro o un metro el perímetro de tu busto para poder utilizar un brasier que te quede a la perfección. Ten en cuenta que para la elección no solo importa el tamaño de tus pechos sino también el largo y ancho de tu espalda pues esto conforma la talla que necesitas para un brassier ideal sin molestias.

2- Seguir tu gusto

En las tiendas y catálogos hay gran variedad de brassiers desde su formato, sus tiras, sus colores, telas, accesorios o detalles por encima de las tazas, su forma de abrirse y cerrarse, su estilo y mucho más.

Es importante a la hora de elegir un brassier reconocer nuestro gusto y nuestro estilo pues a veces puede parecer muy bonito un brassier puesto en un maniquí o en una modelo pero luego cuando quieres usarlo tu te das cuenta que nunca es un buen momento para hacerlo. Así que ya sabes, conocer tu gusto es otra forma de elegir bien un brassier y sentirte cómoda con él.

3- Contemplar el tamaño de la copa

El tamaño de la copa es el tamaño mismo de tu busto y se mide exactamente sobe la parte más grande del mismo, la que más hacia afuera está. Esto te permite elegir con exactitud el brassier correcto para tus pechos para que te sostenga pero no te ajuste.

Dependiendo el país de origen de donde sea el brassier tendrá diferentes formas de nomenclarse la talla (en algunos se hace con letras y en otros se hace con números) pero de la manera en la que sea, deberás buscar la equivalencia correspondiente en la cantidad de centímetros que tiene tu copa.

4- Observar el tipo de tiras

Las tiras de los brassiers son de lo que más atención debemos prestar aunque parezca que es un detalle o algo sin importancia pues estos pueden causarnos graves dolores o lesiones en los hombros, pecho y espalda.

Para elegir un correcto brassier libre de molestias necesitas uno con tiras regulables que puedas ajustar y modificar. A lo largo del mes e incluso de los años, el estado de nuestros pechos puede variar y las tiras regulables serán las que nos permitan ajustarnos a estos posibles cambios con gran adaptabilidad. 

6- Contemplar el contorno

El contorno se le llama a la medida justo por debajo de los pechos que te rodea. Este contorno deberá marcar si el brassier que quieres es el correcto o no para ti. Una forma de saber que es el adecuado y que no te genera molestias es si te queda justo pero no te aprieta.

Si el contorno te hace sentir incómoda, si te aprieta o te lastima pues no es conveniente que lo uses. Mejor prueba una talla más grande que quede mejor a tu silueta y que puedas utilizarlo con comodidad. Para cualquier ocasión que lo lleves, es necesario que te haga sentir bien.

6- Chequear el sistema

Todos los brassiers tienen un modelo, estilo y estética diferente y por ello cada uno es tan especial. Pero también tienen un sistema en el cual funcionan de mejor o peor manera. Algunos tienen varillas, otros tienen push up, otros tienen aro y algunos tienen la combinación de varios.

Estos sistemas deben responder en principio a tu necesidad y comodidad. Utilizar brassier puede ser para levantar los pechos, para ayudar a mantener la postura de la espalda, para evitar que se vea más de lo que queremos mostrar, entre otros motivos. Y es por esto que asegurarnos de que el sistema con el que está diseñado es el que nos gusta y nos hace sentir bien.

7- Evaluar la circunstancia

Los brassiers pueden resultar una prenda femenina fundamental siempre y cuando lo elijamos bien y la circunstancia para la cual lo decidamos usar es también parte de nuestra adecuada elección.

En el mercado hay brassiers deportivos, brassiers clásicos, brassiers con encaje, brassiers que hacen juego con la parte de abajo de tu ropa interior, con push up, con adhesivo, sin tiras, con tiras regulables, tipo strapples y más. Dependiendo en qué circunstancia lo queramos usar, es conveniente elegir uno u otro para mayor seguridad, estilo y confort.