Saltar al contenido

6 trucos para que la ropa del armario huela bien

Es un enorme placer y muy reconfortante cuando tenemos la posibilidad de vestirnos con nuestras prendas que están limpias y que poseen un rico aroma. Pero no siempre se logra con éxito y a veces tiene que ver con la forma en que la lavamos, guardamos e incluso aromatizamos el espacio donde las dejamos.

Por esto mismo y porque nos encantaría que todos gocen de este gran placer es que en el artículo de hoy te compartiremos los mejores trucos para que la ropa de tu armario huela siempre bien. ¿Estás preparado? ¡Manos a la obra!

 

1- Limpiar el armario

La limpieza del armario es el primer truco a tener en cuenta si quieres que tu ropa huela de lo más deliciosa pues muchas veces no hacemos una limpieza frecuente y puede que el mueble dentro albergue humedad o algún olor desagradable.

Lo más ideal para esto es hacer una limpieza profunda, quitar todas nuestras prendas, aprovechar a lavarlas -sobre todo aquellas que sean de otra temporada o que no usemos hace un tiempo- y limpiar el mueble con productos especiales para madera o del material que sea tu mueble y dejar que se ventile antes de volver a guardar nuestras prendas.

2- Lavar la ropa correctamente

Otro truco que influye mucho en los aromas que podemos encontrar dentro de nuestro armario es lavar correctamente la ropa. Pues muchas veces la lavamos en un programa de lavado más bien corto o poco eficiente o con escasa cantidad de jabón.

Y esto puede hacer que nuestras prendas no se laven correctamente y que luego de secarlas las coloquemos dentro del armario sin notar que conservan desagradable olor y así contaminar las demás prendas o el armario en su totalidad. 

3- Guardar la ropa bien seca

Esto es de los casos más comunes de todos que suelen en consecuencia generar un olor a humedad dentro del armario. A veces por el apuro, por el clima, la exposición del sol o simplemente porque nos tenemos que ir guardamos la ropa antes de que termine de secarse por completo.

Esto puede convertirse en un olor desagradable a humedad y dentro del placard con el encierro intensificarlo más, contagiando así el olor desagradable al resto de las prendas y arruinando nuestro armario. Por lo cual ¡recuerda siempre darle el tiempo necesario a las prendas!

4- Hacer un aromatizador casero

Este truco es de los más eficientes siempre y cuando también apliques los anteriores y se trata de producir un aromatizador casero que llene de rico aroma tu armario y a todas tus prendas. Este puede ser de flores secas (la lavanda es muy recomendable), de cáscaras de frutas secas (los cítricos suelen ser los más efectivos).

También puede ser de especias como la canela y el clavo de olor  o de plantas aromáticas como la menta, el eucalipto y más que son aromas fuertes, concentrados y que aportarán un delicioso olor a todo tu armario y tus ropas. Tan solo tienes que secar algo que te guste y colocarlo dentro de una bolsa de nylon para que esparza su olor todo el tiempo y cambiarlo con frecuencia.

5   – Colocar absorbentes de humedad

Si aún haciendo uso de cada uno de estos trucos tu armario sigue oliendo a humedad puede darse por la materialidad, por el uso o el desgaste del mueble así que te recomendamos otro truco que es colocar dentro del armario elementos absorbentes de humedad continua.

Estos absorbentes pueden ser una taza de arroz o una taza con bicarbonato de sodio. Estos deben ser reemplazados cada cierta cantidad de tiempo -cuando notamos que su aspecto cambia- para que el efecto siga siendo efectivo.

6- Utilizar aceites esenciales

Los aceites de esenciales se han puesto recientemente de moda y esto nos viene genial porque son más fáciles de conseguir y más accesibles lo cual nos permite poder usarlos para que nuestro armario y nuestras prendas de allí dentro huelan fantásticas.

Debes buscar perfumes de ropa que te sean agradables, hay un montón de aromas. Es importante que te asegures que son especiales para prendas, así cuidarás las telas de tu ropa.