Saltar al contenido

6 trucos para que el pavo de navidad quede jugoso

Si bien la tradición de comer pavo viene de Estados Unidos, cuando el pavo era el único alimento para los colonos que llegaron del Mayflower a Massachussets por el año 1600 y de ahí surge la tradición del día de Acción de gracias; en México se dice que un Fray, Pedro de Gante que era misionero llego enviado por el Rey Carlos V para evangelizar a los indígenas, detectó que para el 25 de diciembre ellos hacían un festejo diferente en honor al Dios de la Guerra, e invitaban a otros indígenas a sus hogares.

Esta coincidencia se fechas hizo que los indígenas adaptaran la de ellos a la celebración cristiana, festejando en consecuencia la Navidad e incorporando el pavo en sus comidas. Pero no es fácil cocinar un buen pavo, de hecho es una de las carnes mas secas que existen, pero conociendo determinados secretos, podrás llevar a tu mesa navideña, el mejor pavo y mas jugoso que nunca hayas probado.

A continuación te enseñaremos algunos tips para realizar de este plato un manjar.

1 – La pava, mejor que el pavo 🍗

Cuando vayas a hacer tu compra de pavo para la celebración de la Navidad, busca y elige siempre una pava. La carne de pava es siempre muchísimo mas jugosa y tierna que la del pavo. La carne del pavo, al ser un animal que naturalmente es mas grande tiene pechugas mucho mas gruesas y la carne es mas dura.

2 – Hay que descongelarlo muy bien 🍗

Normalmente conseguimos nuestros pavos con mucha anticipación , por lo que seguramente lo congelaras. Ten siempre presente que por cada 2,5 kg necesitaras de 24 horas de descongelado, por lo que si es mas grande, el tiempo ira aumentando. Este proceso deberá de hacerse siempre dentro de la heladera así mantendrá el sabor. Otro proceso para que lo descongeles es colocar tu pavo congelado en agua fría por 30 minutos y repetir esta operación varias veces hasta que tu pavo quede totalmente descongelado.

3 – Una buena limpieza 🍗

Cuando esta descongelado, veras que nuestro pavo tiene sus menudencias, por lo tanto lo primero que harás es quitárselas muy bien e incluso quitar también el cuello, en el caso que lo tenga. Después que hayas sacado todo, pásalo para lavarlo por agua fría y termina con un buen secado.

4 – Una buena preparación 🍗

Para esta etapa tienes dos modalidades. Una, la mas sencilla es dejarlo en remojo con agua y sal por 24 horas, para que absorba agua y sal. Pero la otra es preparar una buena mezcla que podrás hacerla por ejemplo:

  • Realiza tu mezcla de sal, azúcar morena, naranjas, limones, tomillo y romero. Una vez que tengas esta preparación, remojar con la misma a todo tu pavo y bien tapado, llévalo a la heladera por 24 horas.

5 – Tiempo de cocción 🍗

Es fundamental que previamente precalientes tu horno entre los 160 y los 185 grados. Nunca pongas tu horno a mayor temperatura. Este es un gran secreto que hará que tu pavo quede con la carne muy jugosa y tierna. Si el fuego esta a mayor temperatura solo conseguirás que el jugo se evapore rápidamente y así la carne quedara seca y sobretodo sin sabor. Ten también presente que para que quede bien cocido y jugoso el tiempo a esa temperatura de cocción será de media hora por cada kilogramo de carne o hasta que el interior del pavo llegue a la temperatura de 75 grados. Para medir esto, es normal que tu pavo ya venga con un termómetro que deberás de colocarlo dentro al comienzo de la cocción.

6 – Finalización 🍗

Si por casualidad no posees termómetro, con colocar un cuchillo que atraviese la pechuga y cuando lo saques te lo apoyas en el labio inferior, y no lo soportas porque te quema,  será porque tu pavo esta listo. Por el contrario si al traspasar tu cuchillo por el jmu7sclo notas que salen jugos de colores rosado o rojo, es el mejor indicio que te indica que tu pavo esta crudo.

Una vez terminada la cocción, deberás de apagar tu horno y lo dejaras reposar por el espacio de media hora, así lograras que los jugos queden bien metidos e impregnados en tu pavo.