Saltar al contenido

6 cosas que solo hacen los perros que son bien educados

La educación canina no es nada fácil pues nos encontramos ante un ser vivo que se comunica de manera diferente a la nuestra, que tiene otro lenguaje, que tiene otros tiempos y otros procesos de aprendizaje y de asimilación. ¡Pero no por todo esto vamos a dejar de educarlos, más bien todo lo contrario!

Si quieres saber si estás haciendo bien tu trabajo educando a tu amigo canino pues te contamos algunas de las cosas que solo hacen los perros bien educados por las cuales resulta placentero pasar tiempo con él para ti, contigo para él y viviendo en sociedad.

Tener un perro en el hogar significa un gran desafío para nosotros en cuanto a ampliar nuestra capacidad de educación, nuestra paciencia, nuestra tolerancia y nuestro entendimiento. Y todo esto es una aventura hermosa que si lo logras con éxito podrás tener un perro bien educado. ¡Te contamos las señales que te lo indicarán!.

1- Respetar el momento de tu comida

Cuando comemos ya sea en la mesa junto a los demás integrantes de la familia o sea en soledad en la cocina o en nuestro escritorio es posible que tengamos a nuestro amigo cuadrúpedo cerca pues su olfato suele ser muy intenso y nunca fallan al encontrar comida.

Los perros suelen tener hambre siempre pero si tu has logrado un buen entendimiento con tu amigo pues en el momento de la comida él te respetará y respetará tu espacio personal sin invadirte ni pedirte comida demostrando ser un perro bien educado.

2- Portarse bien en el momento del paseo

Ya sea que llevas a tu perro con correa o lo llevas suelto, el momento del paseo suele ser un momento crucial para saber si un perro está bien educado o si no lo está y es porque este es el mejor momento para tu amigo fiel.

El paseo es el momento de conexión contigo, de exploración con el alrededor, de olfatear y de observar e incluso de sociabilizar con otros perros y si tu amigo canino respeta tus indicaciones y tus límites es porque es un perro muy bien educado y has logrado de maravillas su vínculo. 

3- Responder ante el llamado

Si bien los perros tienen otro tipo de comunicación y lenguaje, es cierto que entre el humano han llegado a un nivel de entendimiento y precisión admirable. Una de estas cosas implica la respuesta de tu perro ante tu llamado.

Si tu llamas a tu perro por su nombre o por una orden que el has enseñado y has practicado sistemáticamente quiere decir que tu perro te respeta y que está muy bien educado. Esta comunicación es muy cómoda y práctica para indicarle a tu perro las cosas y que te siga cuando lo necesitas.

4- Ser obediente ante las directivas

En la comunicación con nuestros perros las directivas son algo común y esto nos sirve para poder vivir en sociedad y para poder establecer ciertas normas de convivencia para su bienestar y también para el tuyo.

Por ejemplo no subirse a los lugares donde no quieres que se suba, seguirte cuando le indicas, sentarse, quedarse quieto y muchas otras más que te hayan interesado que aprenda y enseñarles. Si responde a aquellas que tu le has indicado es porque es un perro muy bien educado. 

5- Ser feliz

Los perros que están bien educados por sobre todas las cosas son perros felices y esto es gracias a ti y a tu compromiso, dedicación y amor. Pues un perro educado se siente cómodo disfrutando de aquellas cosas que le brindas y de pasar tiempo de calidad contigo.

Para que todo esto se desarrolle de manera saludable pues tu perro debe tener en claro las pautas de la casa y cómo debe portarse. Así que si tu perro es un perro feliz es porque goza de una buena educación y porque te agradece esta misma.

6- Ser agradecido

Los perros bien educados suelen ser los más agradecidos y esto se puede ver reflejado con su fidelidad, su nobleza, su compañerismo y su lealtad. Un perro bien educado y feliz querrá quedarse junto a ti y responder ante tus indicaciones.

Un perro agradecido querrá seguir estando allí para ti, para cuidarte, para proteger a tu familia y a tus cosas, para brindarte grandes satisfacciones como tu lo haces con él. El amor y el agradecimiento de un perro a un humano es enorme e infinito.