Saltar al contenido

5 usos de la cáscara de huevo en el jardín

Ya sabemos que los huevos, son un alimento lleno de propiedades que benefician nuestro organismo. ¿Pero sabias que también sus cáscaras aportan un gran beneficio a nuestras plantas?

Seguramente no conocías, dado que no son comestibles, que las cáscaras tienen un aporte fundamental de calcio que ayudan enormemente al mundo vegetal. Pero hay que conocer los fáciles secretos para que podamos usarlas exitosamente.

A continuación, te mostraremos algunos usos importantísimos para que a partir de este momento comiencen a implementarlos en las tan hermosas y decorativas plantas de interior y exterior que tengas.

1 – Combate plagas

Basta de caracoles y babosas. Son muy sencillas de usar las cáscaras para combatirlas. Coloca sobre la mesada la cascara que hayas sacado de un huevo. y procede a machacarla lo suficiente como para que no se llegue a hacer polvillo. Coloca estos residuos por alrededor de la o las plantas que sepas han sido atacadas por caracoles y babosas, no hay que enterrarlas, solo hacer una corona por su alrededor. Estos animales no pasaran esta barrera, dado que si pretenden pasar por arriba de las cáscaras se lastimaran. Por lo tanto las cáscaras actuarán como barrera para que no se aproximen y así dejaran de atacarla para su alimentación.

2 – Una tierra sin acidez

Sabemos que las plantas requieren de tierra para su sano crecimiento. Pero este suelo deberá de ser propicio para las mismas. Los suelos ácidos no serán beneficiosos, y en general la tierra siempre tiene este componente.Es por eso que con tu cáscara sobre la mesada, machacaras muy bien la misma hasta hacerla polvo. Es momento de remover la tierra que rodea tus plantas y mezclarla con estas cáscaras machacadas. A medida que procedas a los riegos, las cascaras irán desprendiendo sus propiedades combatiendo así la acidez de suelos.

3 – Un excelente abono

Como dijimos, las cáscaras de los huevos aportan a las plantas un maravilloso nutriente. Es por ello que te diremos algunas formas de prepararlo para que puedas mantenerlas sanas.  Usarás las cascaras de 6 huevos y las colocarás dentro de una olla con 3 litros de agua hasta que comience a hervir. A partir de ahí podrás, una vez fría, utilizar como emulsión a tus plantas.

Otra forma, un poco mas compleja, pero mucho mas rápida en su eficiencia es machacando 12 cascaras de huevo hasta que quede tipo harina. Puedes colocarlas también dentro de una bolsa y con la parte posterior de una cuchilla machacar mas para que se cree tu harina. Luego lo colocarás dentro de algún recipiente con tapa y reservaras hasta su uso. Durante al menos 40 días por encima de la tierra una o dos cucharadas de este polvillo por tus plantas y así irán desprendiendo el calcio ligeramente y por cada día.

4 – Una maceta natural

Podrás usar tus cascaras de huevo como una hermosa maceta natural para hacer semilleros. Con ellas lo que tendrás es una alta fuente de calcio permanente para esta etapa de crecimiento que será la base fundamental para que tus plantas crezcan muy sanas y con los nutrientes necesarios para un buen desarrollo. Para eso hierve tu huevo, y una vez cocinado sacaras solo una tapa de la cascara, dejando la mas ancha entera porque te servirá de apoyo. Déjalas apoyadas sobre el mismo recipiente en el que has comprado los huevos y rellénalos con tierra fértil y las semillas que quieres tener. Listo, manos a la obra.

5 – Combate al escarabajo pulga

Este pequeñísimo insecto es tan chico que seguramente no detectaras. Es por eso que cuando ves que las hojas de tus plantas están llenas de agujeros, es porque lamentablemente este escarabajo ya ha hecho de las suyas. Para evitar este ataque, tendrás que machacar a punto polvo las cáscaras de los huevos y echarlas por las tierra en donde se encuentran tus plantas. Este animal no come este polvillo, por lo que se ira para otros lugares a abastecerse de alimento.