Saltar al contenido

Truco para limpiar el trapo de piso sucio

Muchas veces nos enfrentamos a la limpieza de nuestros pisos con los productos y utensilios de limpieza que tenemos y no siempre obtenemos el mejor resultado en nuestros pisos. Sobre todo solemos tener problemas con el trapo de piso y su estado ¿Te ha pasado alguna vez?

Si la respuesta es sí, pues sigue leyendo este artículo porque en él contaremos un truco casero para dejar el trapo de piso reluciente y que puedas dejar tus pisos como nuevos, desinfectados, desengrasados y con un agradable aroma.

Truco de vinagre + jugo de limón para limpiar el trapo de piso

Los trapos de piso son difíciles de limpiar pues son los que se ocupan de limpiar las superficies más difíciles con grasa, suciedad, restos de comida o de polvo, entre otras cosas. Pero con este truco lo lograrás al instante.

¿Qué necesito?

  • balde o recipiente hondo
  • trapo a limpiar
  • agua caliente
  • 1/2 taza de vinagre
  • el jugo de 1 limón

Paso a paso:

  1. Lo primero que debes hacer para limpiar el trapo de piso es colocar el agua caliente dentro del balde o recipiente hondo y a continuación agregarle la 1/2 taza de vinagre y agregarle el jugo del limón
  2. Deberás mezclar los tres ingredientes para que se unifiquen y echar el trapo de piso dentro
  3. Deberás dejar el trapo de piso allí dentro por unos minutos para que haga efecto y se afloje su suciedad y pierda su mal olor
  4. Y una vez pasado un tiempo, cuando el agua se haya enfriado deberás retirarlo de allí y enjuagarlo con abundante agua fría
  5. Lo bueno de este truco es que el vinagre combate las bacterias sin afectar la tela del trapo
  6. Una vez que lo enjuagues bien deberás dejarlo secar al aire libre con buena ventilación para volverlo a utilizar cuando lo necesites

Otro truco para dejar reluciente el trapo de piso

Amoníaco

El amoníaco es otro útil ingrediente a la hora de limpiar trapos pues es un compuesto químico muy corrosivo capaz de eliminar gran cantidad de bacterias y olores. Para combatir el mal olor de los trapos de piso y dejarlos relucientes es un gran aliado.

¿Qué necesito?

  • balde o recipiente hondo
  • trapo a limpiar
  • amoníaco
  • agua caliente
  • lavadora

Paso a paso:

  1. Lo primero que deberás hacer es colocar en el balde o recipiente hondo el trapo de piso que quieres limpiar
  2. Una vez que lo tengas allí deberás taparlo con agua caliente y echarle un chorro de amoníaco
  3. Deberás dejarlo allí por lo menos por 30 minutos (recuerda utilizar guantes para no tener contacto con el amoníaco y no aspirar el amoniaco. Hacerlo en un lugar abierto que corra aire)
  4. Y una vez que pase este tiempo y la suciedad del trapo comience a aflojar y a esparcirse por el balde deberás sacarlo de allí y enjuagarlo con agua fría
  5. Luego de esto es recomendable llevarlo a la lavadora en un programa rápido -si tienes otros trapos para lavar es un buen momento para hacerlo- y lavarlo allí. Recuerda no mezclarlo con otras prendas
  6. Cuando lo saques de allí obtendrás un trapo de piso reluciente y super limpio listo para volver a usar

Consejos para utilizar trapos de piso

Si quieres utilizar los trapos de piso de tu casa y dejarlos super limpios, relucientes, libres de olores desagradables y humedad te contamos algunos consejos que podrán serte muy útiles:

  • Utilizar diferentes trapos según su uso: muchas veces cometemos el error de usar el mismo trapo para todo pero esto y puede generarnos un conflicto y puede hacer que expandamos las bacterias y suciedad por todos lados. Por esto mismo es que es aconsejable usar diferentes trapos de piso según el ambiente que tengas que limpiar. Además dependiendo de los materiales que limpies deberás cambiar la materialidad de tu trapo.
  • Limpiar los trapos después de usarlos: este otro consejo también es simple y sencillo y se trata de poner a limpiar el trapo una vez que lo terminemos de usar. Esto le dará mantenimiento y no permitirá que arrastres los olores por ningún sitio.
  • Dejar los trapos al sol: la manera más efectiva de secar un trapo es al sol pues este ayudará a eliminar las bacterias o manchas que le queden
  • Ventilar bien los trapos: la ventilación es otra gran clave de la limpieza de los trapos pues los trapos que no se sequen bien seguirán conservando el mal olor o olor a humedad que será cada vez más difícil erradicar.
error: Content is protected !!