Saltar al contenido

Como limpiar las almohadas para que queden relucientes

A todos nos encanta sentir el placer de apoyar nuestra cabeza y nuestro rostro en una almohada cómoda, limpia y perfumada luego de un día agotador de trabajo o actividades. Este regocijo de sentirnos en casa y poder descansar es algo único.

Por esto mismo es que es tan importante mantener una correcta limpieza en nuestras almohadas y almohadones y en el artículo de hoy te enseñaremos algunos trucos para que puedas hacerlo con éxito y seguir disfrutando de este placer tan hermoso.

Coctel de limpieza para tus almohadas

Este truco de limpieza de almohadas y almohadones es sencillo, práctico y requiere de algunos ingredientes que puedes tener en tu hogar. ¡Pruébalo y cuéntanos qué tal te fue! Verás que satisfactorio es tener tus almohadas limpias.

¿Qué necesito?

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • el jugo de 1 limón
  • 3 cucharadas de agua oxigenada
  • 20 gramos de jabón neutro o de glicerina
  • 1 taza de agua
  • cacerola

Paso a paso:

  1. Lo primero que deberás hacer es colocar en la olla el agua y el jabón (puedes rallarlo o cortarlo en pequeños trozos para que se disuelva con facilidad)
  2. Una vez que el jabón se disuelva por completo y se haga uniforme con el agua, deberás apagar el fuego y retirarlo de allí
  3. Una vez retirada la mezcla de ahí, deberás agregarle el bicarbonato de sodio, el agua oxigenada y el jugo del limón y mezclarlo
  4. Una vez que tengas lista esta preparación puedes meterla en la lavadora junto con tus almohadas o almohadones y ponerlo a lavar. De lo contrario si lo haces a mano deberás fregar esta mezcla sobre los almohadones y luego enjuagarlos y ponerlos a secar.
  5. Es fundamental dejar que la almohada se seque por completo

Otro truco para limpiar las almohadas

Esta otra forma de limpiar las almohadas o almohadones no requiere lavadora y se puede realizar con facilidad y poco tiempo. ¡Anímate a probar!

¿Qué necesito?

  • 120 gramos de bicarbonato de sodio
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol
  • cepillo de cerdas suaves
  • agua
  • boul o recipiente mediano
  • paño de algodón
  • esponja

Paso a paso:

  1. Para comenzar deberás con el paño de algodón húmedo pasar por toda la superficie de la almohada o almohadón para quitar polvo o posibles suciedades
  2. Luego deberás mezclar en un boul o recipiente el bicarbonato de sodio con el aceite esencial de árbol y aplicar esta mezcla sobre la superficie de la almohada. Puedes aplicarlo con una esponja o el mismo paño húmedo de agua
  3. Deberás dejar actuar la mezcla por una hora por lo menos y luego fregar con el cepillo de cerdas suaves
  4. Es recomendable poner a secar al aire libre todo el día para poder volverlas a disfrutar

Otras consideraciones para la limpieza de almohadas

  • Si se trata de manchas, atacarlas a tiempo: esta consideración es la principal a la hora de mantener la limpieza en la mayoría de nuestros objetos, sobre todo almohadones y almohadas que queremos tener limpios y perfumados. Si se te mancha con algo, acude rápido a limpiarlo con jabón y agua para evitar que se quede impregnado y aumentando su tamaño. Si es necesario, agregar 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • Utilizar fundas de almohadas y almohadones: las fundas son las protectoras de nuestras almohadas y almohadones y son esenciales si queremos tener un rápido y constante lavado de las mismas. Con ellas podrás cambiarlas todos los días y lavarlas tanto a mano como en la lavadora super fácilmente
  • Prestar especial atención a las etiquetas: las almohadas y almohadones suelen venir con etiquetas informativas al respecto del tipo de tela y el conveniente lavado según el tipo de tela. Podrás encontrar la letra W que significa detergente a base de agua o la letra S que significa que deberás limpiar con productos sin agua. Estas sugerencias suelen ser muy útiles
error: Content is protected !!