Saltar al contenido

Cómo cuidar una planta Sanseviera que está en maceta

Hoy le toca el turno a una planta como yo la llamo … relajada, creo que más que la característica de la planta identifica mi estado debido a que con pocos cuidados crecerá de forma fuerte y vital. Ésta maravilla se desarrolla perfecto con poca luz y purifica el aire de mi casa.

Seguramente la conozcas con otro nombre como la de lengua de suegra, te dejo a tu criterio la conclusión de porque ese nombre. Sus hojas largas no poseen casi tallo, son como un manojo que nace desde la tierra y se alarga bastante dando un aspecto de espada.

Aunque ésta planta es fácil solo deberás tener en cuenta los cuidados que te comparto y potenciarás al máximo su belleza y vigor. Saca tus libreta verde y pon manos a la obra para incorporar ésta hermosura a tus ambientes.

 

1-Luz

Como te contaba anteriormente es de las plantas que pueden crecer perfectamente sin tanta exposición solar. Me encanta esta característica ya que suele suceder que tengo una gran acumulación de plantas en mis ventanas y pocas en los otro sitios, ella cubre esos espacios en donde hay luz indirecta y escasa y recompensa con enormes hojas puntiagudas. Si notas que tarda en crecer no te preocupes ya que suele ser de crecimiento lento.

2- Temperatura

Se originó en lugares con altas temperaturas, generalmente éstas plantas están adaptadas a nuestro entorno pero suelen responder mejor si nos acercamos al clima que hay en su zona de origen. A mi me resulta tenerla en interior porque puedo controlar éste aspecto, en caso de que baje mucho la temperatura se puede acercar la maceta a una zona cercana a una fuente de calor sin problemas.

3- Riego

Ella pertenece a la familia de las crasas, lo que significa que comparte la cantidad de agua necesaria con lo que necesitan las suculentas. Poco riego y solo repetir cuando notamos que el suelo se encuentra seco, debido a que acumula agua en sus tejidos. Notarás cuando es hora de regar debido a que sus hojas comienzan a verse como flaquitas, denotando la deshidratación que sufre en ese momento.

4-Sustrato

Éste punto va relacionado con el anterior, necesitará un sustrato con buen drenaje. Si lo vas a hacer en tu casa realiza una mezcla de fibra de coco, humus de lombriz y vermiculita , ésta mezcla asegurará que no se encharquen las raíces por el riego y como consecuencia se pudra la planta. Cuando sea primavera recuerda agregarle un poco de fertilizante a la planta para mantenerla con los nutrientes necesarios para crecer en su máxima expresión.

5- Maceta y trasplante

Siempre procuro utilizar maceta de barro para éste tipo de plantas, de esa forma me aseguro la salida de humedad por la porosidad de su material. En caso de no contar con ella observa si tu maceta cuenta con unos buenos agujeros, si son pequeños realiza nuevos agujeros para que drene el agua con facilidad. Una forma extra de asegurarme que no se llene de agua es agregando unas piedras pequeñas en el fondo cada vez que realizo el trasplante. Generalmente la planta necesita un trasplante al año para poder crecer con mayor libertad.

6- Aire puro

Este plus es el que más me tiene enamorada, todos sabemos que las plantas en el hogar hacen bien pero ésta además sana el aire. Estudios comprobaron que la lengua de suegra remueve toxinas como formaldehído, xileno, tolueno y óxidos de nitrógeno. Es una de las plantas que trasforman el dióxido de carbono en oxígeno cuando duermes por la noche, toda una joya por donde la mires.

¿Tienes una sansevieria en tu casa? ¿Cómo la cuidas?
Contanos en los comentarios…