Saltar al contenido

6 prendas que no pueden faltar en el closet de una mujer de 50 años

Cumplir 50 años es todo un momento maravilloso en nuestra vida pues aquí nos encontramo atravesando un sin fin de cambios y emociones que nos harán sentir muy bien y nos darán grandes satisfacciones. Y para esto, es bien preciso verse a la altura.

Por eso en al artículo de hoy hablaremos de las prendas que no pueden faltar en tu guardarropas si estás cursando esta bonita etapa de tu adultez de los 50 años. Prendas que reflejarán todo lo que sientes y cómo quieres verte. ¡Allí vamos!

1- Pantalones de jean

Los pantalones de jean o también llamados de mezclilla son los mejores para las mujeres de 50 años o más pues con ellos una puede ser una misma. Estos pantalones son ideales gracias a su comodidad, su versatilidad, su amplia variedad en cuestiones de diseños y de combinaciones.

Tener un pantalón de estos es tener una prenda básica y clásica que queda bien con todo. Es una prenda comodín que te podrá ayudar a combinar con otras prendas más difíciles y con la que nunca podrás equivocarte. 

2- Chaqueta negra

Las chaquetas son prendas super convenientes para utilizar si tienes 50 años o más pues son muy bonitas, puedes usarlas entalladas a tu figura, tienen estilo y mucha personalidad. Y si la chaqueta es de color negro pues le agrega un toque de sobriedad y elegancia único.

Además las chaquetas te permiten combinar looks formales e informales, dependiendo con qué lo combines de bajo (si una falda, un pantalón corto o uno largo de traje) y esto hace que se convierta en una prenda infaltable en tu guardarropas porque podrás utilizarla para muchas opciones y seguir disfrutándola todo el tiempo.

3- Blusa escotada

Esta prenda también se trata de una prenda tipo comodín que no puede faltar en tu guardarropas porque es sensacional y la puedes usar con pantalones cortos y largos, con faldas también cortas y largas y calzas. Es una prenda atractiva, cómoda y super versátil.

Se trata de una remera de manga larga con posibilidad de variación de telas, estampados, accesorios (botones, cierres, cintas, prendedores y más) y un escote que puede ser en V, redondo o rectangular y que te subirá muchos puntos tu look.

4- Pantalones con líneas verticales

Las líneas verticales son las principales causantes de vernos más estilizadas, más largas y más delgadas. Y cuando llegamos a los 50 años estas características pueden favorecernos mucho así que te recomendamos que no te falten en tu guardarropas.

Los pantalones largos con líneas verticales darán la sensación óptica de que tu cuerpo es más largo de lo que realmente es y podrás combinarlo con remeras cortas o largas, según tu gusto y comodidad. ¡No te pierdas de tener esto en tu guardarropas que lucirá genial en tu cuerpo y no querrás sacártelo por nada!

5- Remera tipo camisón

Los camisones deben ser la prenda más cómoda de toda la historia y por eso es que las usamos a la hora de irnos a la cama o para estar en nuestros hogares justamente para estar cómodas y relajadas. Pero, gracias a esta tremenda comodidad los diseñadores de moda han inventado las remeras tipo camisón que son lo mejor.

Estas remeras son muy cancheras y cómodas porque son como camisones para dormir pero de telas aptas para salir a la calle, diseños y estampados super geniales llenos de colores y accesorios que los convierten en una prenda sensacional que no querrás dejar de tener en tu guardarropas si tienes 50 años o más. ¿Qué te parecen?

6- Vestidos cruzados

Esta prenda también es de nuestras favoritas porque es una prenda sola que nos la ponemos y con la cual podemos salir a la calle sin mucha más preparación. Se trata de una prenda práctica, cómoda y de gran variedad en diseño, largo, tamaño y detalle.

En este caso, si tienes 50 años o más el vestido cruzado es aquel que no puede faltar en tu guardarropas por nada en el mundo. Este vestido se caracteriza por tener dos partes de tela que se cruzan entre sí a veces siendo el vestido total y a veces aportando este detalle al vestido. Los de mangas largas o mangas 3/4 son los que mejor lucen al cuerpo. ¡Muy recomendable!