Saltar al contenido

5 errores comunes en la cocción de la carne que la vuelven seca

Seguro eres un fanático de la carne y la disfrutas a la parrilla, al horno, al vapor, a la sartén y combinada de diversas maneras. Pero, ¿te ha pasado que te quede un poco seca? Si la respuesta es sí, pues no te preocupes más por ello.

En el artículo de hoy te compartiremos algunos errores comunes y cómo resolverlos para que puedas cocinar tu carne de diferentes maneras sin que quede seca ni pasada, para que quede justa como tu quieres y la disfrutes al máximo

1- Cambios bruscos de temperatura

Uno de los errores más comunes a la hora de cocinar nuestra carne es el paso previo a hacerlo: el paso en el cual la sacamos de la nevera o del congelador y la sometemos a un drástico cambio de temperatura.

Este error es muy simple de corregir y se puede hacer previendo cuándo cocinaremos, es decir, si sabes que a las 21 hs comerás y tienes la carne en el freezer pues pon a descongelar a la tarde el trozo de carne; si sabes que comerás en un rato y tienes la carne en la nevera pues ponla fuera de esta para que vaya tomando temperatura ambiente. Esto evitará que la carne quede seca al cocinarla.

2- Cocinar mojada o húmeda

La carne al descongelarla o sacarla del envase suele tener fluidos que la mantienen mojada o húmeda y que pueden arruinar nuestro trozo de carne si no la secamos. Lo que sucede cuando la ponemos a cocinar directo así es que el agua que posee se hierve y se convierte en vapor.

Esto produce que el trozo de carne nunca pueda sellarse ni cocinarse correctamente dándole una consistencia más seca y menos sabrosa. La manera sencilla de resolverlo es secarla con un poco de papel de cocina y luego ponerla a cocinar.

3- Apurarse al ponerla a cocinar

Muchas veces andamos sin tiempo o sin ganas de esperar, algo ansiosos o incluso muchas veces nos enfrentamos a cocinar con mucho hambre y esto puede hacernos cometer un error simple y típico que es apurarnos a poner a cocinar la carne antes de que esté caliente el lugar donde la cocinaremos y esto puede generar que nos quede seca.

Pero por suerte, es un error fácil de revertir y se trata de llenarnos de paciencia y dejar que los objetos donde cocinaremos (sea una sartén, plancha u olla en las hornallas o sea una asadera en el horno) esté bien caliente para poner a cocinar nuestro trozo de carne y que este se cocine con éxito.

4- Dar vuelta el trozo de carne constantemente

Otro error que también tiene que ver con la falta de tiempo o de paciencia se relaciona con dar vuelta todo el tiempo el trozo de carne en la sartén, plancha u olla que estamos utilizando para cocinar.

Realizar esta acción constante hace que la carne se cocine de a poco por partes y que quede seca en el medio. Esto lo puedes revertir de una manera sencilla y es dejando que se cocine la mitad y luego darla vuelta para que se cocine la otra mitad. Hazlo a fuego medio y con tiempo para poder disfrutar de una rica porción de carne jugosa y tierna. 

5- Colocar la sal de manera incorrecta

La parte de salar nuestra carne es una parte muy importante no solo para el sabor de la pieza que comeremos sino también para la cocción de la misma. Muchas veces cometemos el error de salar con mucha sal o con sal gruesa las piezas finas de carne y esto produce que largue mucho jugo y que se termine secando.

Por eso es importante fijarnos qué tamaño tiene la pieza de carne que cocinaremos para ver qué y cuánta sal le aplicaremos. Si es un trozo grande puedes colocarle sal gruesa al comienzo de la cocción y si es un trozo pequeño puedes aplicarle sal fina pero al final de la cocción.

error: Content is protected !!