Saltar al contenido

4 consejos para mujeres que tienen sus primeras canas

Comenzar a visualizar nuestras primeras canas es señal de madurez y como mujeres esto es algo que debemos saber cómo tratar. En ciertas ocasiones no hace falta que hayamos superado los treinta o cuarenta años para que empiecen a asomar estos cabellos de color blanquecino. Tener canas una parte natural del crecimiento de nuestro cabello y suele ser mejor aceptar este proceso con buena predisposición. 

Cuando comienzan a aparecer las primeras canas en nuestro cabello es hora de tomar riendas en el asunto y decidir qué queremos hacer con ellas. Dependiendo de que nos guste más tenemos la posibilidad de taparlas completamente, disimularlas o lucirlas de manera esplendorosa. Es por eso que estos consejos pueden sernos útiles a la hora de tratar con nuestro cabello y sus recientes canas.

1- Decolora tu cabello con el estilo babylight

Si eres portadora de tus primeras canas y deseas aprovecharlas para darles un look muy moderno el decolorado babylight es lo tuyo. Vale tener en cuenta que este estilo de decolorado suele utilizarse en mayor medida para un nivel más leve de canas en el cabello. Aunque si tus canas son abundantes y deseas aplicarlo, no dudes en hacerlo porque se ve genial.

El look consiste en decolorar algunas finas mechas de tu cabellera con un tinte dos tonos más claros que tu color natural. Esto ayudará a disimular tus primeras canas y  te dará un estilo más fresco. Esta decoloración se asemeja al color que queda en el cabello durante el verano al estar expuesto al sol. Notarás que es un estilo muy natural y lograra que tus cabellos blancos pasen desapercibidos.

2- Luce tus canas libremente

Cada vez son más las mujeres que deciden lucir sus primeras canas con libertad y soltura. Eso sí, hay que saber cómo encontrarle el beneficio a este look y hacer que se vean lo mejor posible. Como primera medida suele ser conveniente realzar el brillo del cabello para darle una mayor importancia a los tonos dorados o plateados que este pueden llegar a generar con las canas.

Hay diferentes productos que pueden favorecer nuestro brillo capilar y darle un estilo único. Algunas mujeres optan por shampoos especiales para pelos blancos o grises y otras suelen volcarse hacia los productos naturales para conseguir el resultado deseado. Ya sea con el cabello recogido o suelto recuerda darle un cuidado especial a tu melena y lograrás que tus canas se vean preciosas. 

3- Utiliza peinados que te ayuden a disimularlas

Si te encuentras en un momento donde las primeras canas son leves pero no deseas que se vean una buena opción es utilizar peinados para ocultarlas. En ciertas ocasiones es posible que quieras  disimular tus canas  pero prefieres evitar la decoloración u otros trucos por el estilo. En momentos como esos lo que se recomienda hacer es recurrir a peinados para esconderlas ya que puedes mantener tu pelo natural.

Algunos peinados con nos pueden llegar a colaborar son la trenza francesa. Ya que al peinarnos vamos intercalando nuestro cabello y de esta manera podemos acomodarlo a nuestro gusto. Otra opción que suele usarse frecuentemente es cambiar de lugar la raya del pelo y ubicar la melena hacia un lado favorecedor. También podemos optar con acompañar peinados recogidos con bandanas, pañuelos o algún otro accesorio para el cabello. 

4- Hazte una coloración completa de cabello

En ciertas ocasiones aunque las canas sean leves nuestro deseo es cubrirlas completamente y para esto lo más recomendable es el tinte para cabello. Lo bueno de esta opción es que tenemos para elegir muchas variedades, colores y formas de tratar nuestro cabello. Todo depende cuales sean nuestros gustos y de qué manera nos veríamos mejor. Lo que suele recomendar es el tinte permanente ya que evitará que tengas que recurrir al estilista cada cierto tiempo pero esta no es la única opción.

Un truco muy útil dentro del mundo de los tintes de cabello es utilizar un color multi-tono. De esta manera lograremos un aspecto mucho más natural y creíble. Además nos ahorraremos tener que retocar el color con cada milímetro de pelo que crece y deja nuestras raíces al descubierto. Bien podemos mantener nuestro color y disimular la coloración. Como también existe la posibilidad de cambiar rotundamente el tono y arriesgarnos a algo nuevo.